Terrible escena fue la que presenció una madre de familia, luego de encontrar suspendido a su hijo en el interior de su vivienda. A pesar de que solicitó la intervención de los paramédicos, la tragedia ya estaba consumada, registrándose otro suicidio más en lo que va del año.
El número de emergencia atendió el reporte de auxilio, en el cual informaban acerca de una persona inconsciente, solicitando la presencia de los paramédicos. Con esa información, elementos del Destacamento Insurgentes y paramédicos de la Cruz Roja Mexicana se trasladaron hasta la calle José Ramírez Palos, en el fraccionamiento José López Portillo. Al llegar, una mujer de 63 años de edad les notificó que al llegar a su domicilio encontró a su hijo suspendido con un cable y el otro extremo en un objeto fijo ubicado en el interior de su habitación.
Al ser valorado por rescatistas, confirmaron la ausencia de signos vitales, de quien en vida respondía al nombre de Israel, de 28 años de edad. Finalmente, al lugar se trasladó personal de Dirección de Servicios Periciales, quienes se encargaron de llevar el cadáver al Servicio Médico Forense, en donde se le realizará la necropsia de ley.