Un hombre se ahorcó en un domicilio ubicado en el fraccionamiento Olinda y más tarde su hija encontró su cadáver. Aunque rápidamente lo descolgó y llamó a los servicios de emergencia, para esos momentos ya nada se pudo hacer por esta persona quien ya había fallecido.
Los trágicos hechos se registraron el pasado lunes a las 17:32 horas, en una vivienda ubicada en la calle Córdoba, en el fraccionamiento Olinda.
Hasta ese lugar llegaron policías preventivos del Destacamento “Insurgentes” y la ambulancia ECO-343 del ISSEA, tras recibir el reporte de que una persona del sexo masculino había sido localizada suspendida del cuello, en lo que aparentemente se trataba de un suicidio.
La persona fallecida fue identificada como Braulio, quien contaba con 58 años. Aunque ya había sido descolgada por sus familiares, cuando los paramédicos del ISSEA se dispusieron a brindar los primeros auxilios, confirmaron que ya había muerto.
Fue su hija, una joven identificada como Jennifer, de 23 años, quien comentó que al ingresar a su domicilio y no encontrar a su papá, comenzó a buscarlo y momentos después hizo el macabro hallazgo.
Dijo que al dirigirse al patio se servicio, los encontró colgado del cuello con un lazo color morado, el cual estaba amarrado a un tubo instalado en una de las paredes. Comentó que de inmediato lo descolgó, pero al notar que estaba inconsciente y no reaccionaba a ningún estímulo, decidió llamar a los servicios de emergencia.
Tras confirmarse la muerte del señor Braulio, se presentaron en el lugar de los hechos para realizar las diligencias correspondientes, los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.