Un joven se suicidó en el interior de su domicilio ubicado en el fraccionamiento Real del Sol. Su esposa lo encontró colgado del cuello a una protección metálica.
Fue aproximadamente a las 15:00 horas del sábado, que en el número de emergencias 911 se recibió un reporte donde se informaba que en un domicilio ubicado en la calle Circuito Luna Nueva, en el fraccionamiento Real del Sol, se había registrado un suicidio.
Hasta el lugar de los hechos acudieron policías preventivos del Destacamento “Terán Sur”, además de la ambulancia UE-51 de la Coordinación Municipal de Protección Civil.
Al hacer su arribo encontraron a la víctima, un joven identificado como Erick, de 28 años, quien se encontraba suspendido con un cinto color morado alrededor del cuello y el otro extremo amarrado a una protección metálica.
Cuando los paramédicos se dispusieron a brindar los primeros auxilios al joven, confirmaron que ya tenía varias horas de haber fallecido por ahorcamiento.
Quien hizo el macabro hallazgo fue una joven quien dijo ser la esposa de Erick. Con relación a los hechos, indicó que el pasado jueves 20 de junio sostuvieron una discusión, por lo que abandonó el domicilio y se fue a quedar con sus papás.
Indicó que durante todo el viernes no tuvo noticias de su pareja, por lo que el sábado por la tarde se dirigió al domicilio ubicado en la calle Circuito Luna Nueva con la finalidad de hablar con él y arreglar los problemas.
Sin embargo, al ingresar a la vivienda y comenzar a buscar, lo encontró en el patio trasero, colgado del cuello a una protección metálica, por lo que de inmediato reportó lo ocurrido a los servicios de emergencia.
A fin de realizar las diligencias correspondientes, acudieron al lugar del suicidio, los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, el personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales de la FGE.