Sergio Cuevas Ávila
El Heraldo

Molestos se dijeron los integrantes del Consejo Estatal de Personas con Discapacidad con la bancada panista del Congreso del Estado tras haber rechazado la propuesta del presidente de la República de reformar el Artículo 4° Constitucional para garantizar la entrega de apoyos sociales a los sectores vulnerables. Su presidente, Jesús Iván Villaseñor Alvarado, calificó de aberrante y discriminatoria la actitud de los legisladores blanquiazules.
El activista social señaló que este rechazo afecta a más de 49 mil personas con discapacidad que viven en Aguascalientes, por lo que pidió al líder de la bancada, Gustavo Báez Leos, que les dé una explicación de acuerdo a una lógica jurídica de por qué no aceptar tal iniciativa presidencial, toda vez que con tal actitud, reflejan su fobia hacia este sector social. “Ellos mismos nos están discriminando a nosotros al momento de rechazar la aprobación de la Reforma y sí, la verdad los 49 mil discapacitados estamos muy molestos porque lejos de avanzar, están queriendo que retrocedamos”.
Villaseñor Alvarado recordó que las personas con discapacidad forman parte del entorno social de Aguascalientes, sin embargo, el Poder Legislativo prácticamente los ha hecho a un lado y los está abandonando, aún a sabiendas que son un sector vulnerable. Asimismo, enfatizó que de acuerdo a lo que marcan las leyes en México, el bienestar y el tener qué comer también son derechos humanos, por lo que llamó a los blanquiazules a analizar realmente lo que hicieron.
“Nuestro sentimiento como sector es con la bancada panista, porque se supone que están para trabajar por el bien común de la ciudadanía y con este rechazo demuestran todo lo contrario, espero que entiendan lo que hicieron, la sacaron muy al vapor, no la estudiaron a fondo”.
Finalmente, resaltó que tan sólo ahorita durante la contingencia sanitaria por el coronavirus, muchas personas con discapacidad no tienen qué comer en sus casas, toda vez que el 90% de ellos viven al día, “se la están viendo difícil porque muchos no tienen qué comer, se les está escaseando su ingreso y eso no lo ven los legisladores”.