Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Ximena Pereira, de nueve años de edad, arribó el 17 de agosto al Hospital de Magdalena de Kino con dificultad para respirar, taquicardia y somnolencia. Tras hacerle varios estudios, resultó positiva a Covid-19.
Ante su estado de salud, se decidió trasladarla a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Infantil del Estado de Sonora y la tarea le fue encomendada a David Mendoza Iriqui, director general de Operaciones de la Brigada del Sol Rescate Magdalena de Kino.
“Al llegar me di cuenta de la gravedad, del riesgo y de la escena tan desgarradora de ver a una hermosa princesa en esas condiciones, es un sentimiento indescriptible, mis ojos se cristalizaron por ese sentimiento”, escribió Mendoza Iriqui en sus redes sociales.
“No todos somos lo suficientemente fuertes como quizá parecemos, los casos que involucran niños y niñas me deshacen el alma. Me dolió tanto ver a un pequeñita, casi de la edad de mi hija Victoria, y como padre mi corazón se quebraba”.
El 18 de agosto, la Brigada del Sol Rescate Magdalena de Kino pidió ayuda para costear los gastos médicos de Ximena.
“Está recibiendo ventilación mecánica a través de un tubo endotraqueal, su condición de salud es delicada. Ximena es positivo a #Covid19 y está luchando por su vida”, posteó.
“Los gastos médicos siguen sumando, por lo que familiares de la niña solicitan la colaboración y la noble solidaridad de la ciudadanía a través de donativos”.
Sin embargo, la pequeña falleció el viernes 20 de agosto.
“Me quedo tranquilo porque luchamos, nos esforzamos y porque hicimos un gran equipo por ella. Sólo por ella, una pequeñita de nueve años que, sin siquiera hacer un solo gesto, nos robó el corazón a todos”, expresó el brigadista.
“Su pequeño cuerpecito no resistió los estragos de este maldito virus que al final acabó con ella y mientras me daban la noticia mi alma lloraba. Sé que a todos nos duele igual, sé también que ahora está un mejor lugar: en el cielo no existe el dolor, no existen los tubos, ni las tantas agujas”.