Asegura la Secretaría de Seguridad Pública Municipal que no existen denuncias formales en contra de ningún elemento por presuntos asaltos y torturas en contra de migrantes centroamericanos, informó Antonio Martínez Romo.
El secretario de Seguridad Pública Municipal recordó que cuando Pavel Cardona Vargas, coordinador de la Casa Migrante, denunció en junio pasado que policías municipales estaban realizando detenciones arbitrarias en las que despojaban de sus pertenencias a algunos migrantes; él mismo solicitó que las víctimas se acercaran para tener información más precisa, situación que no ocurrió.
“Es un dicho hasta ahorita para mí, porque no hemos tenido información precisa”, mencionó el comisario. No obstante, algunos migrantes se han dolido porque son revisados durante su paso por el municipio.
Martínez Romo detalló que los migrantes no son tema de competencia de la secretaría que encabeza; “en el caso de que se den reportes por alteración del orden público o por la comisión de un delito, le damos aviso al Instituto Nacional de Migración”.
El secretario dijo que en algunos casos se han realizado llamadas a las embajadas para dar aviso de que existen connacionales involucrados en la comisión de algunos delitos.
Cuando un migrante comete alguna falta administrativa es presentado ante el juez calificador para que este determine si amerita detención o no.
La mayoría de los delitos cometidos por migrantes están ligados a agresiones por arma blanca; “hemos tenido reportes de personas que se paran en los cruceros a pedir dádivas y cuando los automovilistas no les dan; los agreden o dañan sus vehículos”, expresó Antonio Martínez Romo.