Benito Jiménez 
Agencia Reforma

Con 12 votos a favor y 6 en contra, los diputados del Congreso del Estado de Morelos votaron por la no homologación de la declaración de procedencia emitida por la Cámara de Diputados en contra del Fiscal General, Uriel Carmona, lo que significa que se mantiene en el cargo.

Con esto, el Congreso local bateó todo lo discutido y aprobado ayer por los diputados federales a solicitud de la Fiscalía General de la República (FGR).

Durante una sesión que se prolongó hasta la madrugada de este jueves 14 de diciembre, se declaró no poner al Fiscal Carmona a disposición de la autoridad ministerial, por lo que la FGR o cualquier otra Fiscalía debe abstenerse de ejercer acción penal en su contra.

Se resolvió además no retirarle la protección o inmunidad procesal penal que le conceden la Constitución Federal, la particular del Estado y la Ley Estatal de Responsabilidades de los Servidores Públicos.

«Por lo que las autoridades ministeriales y policiales, tanto federales como locales, deberán abstenerse de iniciar o proseguir un procedimiento en su contra y menos aún ejecutar cualquier mandamiento de captura o privación de su libertad o de quererlo efectuar», se indica en el Acuerdo Parlamentario.

De ahí que las autoridades jurisdiccionales, tanto federales como locales, están obligadas a verificar que se agotó en su contra el procedimiento de la declaración de procedencia por el Congreso del Estado.

Es así que el Congreso local reconoce en la figura de Uriel Carmona Gándara al Fiscal General del Estado de Morelos, por lo que puede continuar ejerciendo ese cargo hasta su conclusión.

«En términos del Decreto número 2599, por el que se designa al Fiscal General del Estado de Morelos, publicado en el periódico oficial Tierra y Libertad número 5584 el 28 de febrero del 2018», indica el Acuerdo.

En tanto que al Presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, Francisco Sánchez, se le otorgó la facultad de emprender toda acción necesaria para la defensa de la soberanía de la entidad federativa relacionadas con este asunto.

De acuerdo con las disposiciones transitorias, dicha declaratoria surte efectos a partir de su aprobación y deberá publicarse en la Gaceta Legislativa y en el periódico oficial del Gobierno.

Asimismo, debe informarse a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, a la Fiscalía General de la República, a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y a los Centros de Justicia Penal, a los Poderes de la entidad, así como al Fiscal Uriel Carmona Gándara.

En los últimos meses, Carmona ha sido blanco de ataques políticos y legales por parte de la 4T, en un afán por el Gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, de contar con un Fiscal carnal.

Por separado, Blanco ha sido denunciado por diversos delitos ante la FGR, carpetas de investigación que no reportan avance.

En enero de 2022, el ex Secretario de Seguridad de Morelos durante el Gobierno de Graco Ramírez, Alberto Capella, denunció antea FGR al Blanco por delincuencia organizada y delitos contra la salud.

En conferencia de prensa, advirtió que acciones y omisiones del ex futbolista configuran esos delitos.

Capella informó además que la misma información fue entregada a las autoridades de Estados Unidos para que Blanco y sus principales colaboradores sean investigados por un presunto enriquecimiento ilícito a partir de 2016, cuando era Alcalde de Cuernavaca.

«Esto es para darle claridad a una serie de señalamientos de enriquecimiento inexplicable desde el año 2016 y desde el inicio de su responsabilidad en el gobierno municipal de Cuernavaca», indicó.

Capella también se lanzó en ese entonces contra la estrategia de seguridad del Mandatario morelense, y exigió que sea investigado por las fotografías donde aparece con tres presuntos líderes del crimen organizado.