Con huellas de violencia fue encontrado el cadáver de un hombre, en el interior de una vivienda ubicada en el fraccionamiento Cumbres III.
Agentes del Grupo Homicidios de la PDI y personal de la Dirección de Investigación Pericial ya se encuentran realizando las investigaciones correspondientes, a fin de determinar si se trata de un crimen.
Fue el lunes aproximadamente a las 00:30 horas, cuando en el número de emergencias 911 se recibió un reporte donde se informaba que en el interior de una vivienda ubicada en la calle 36 Poniente, en el fraccionamiento Cumbres III, habían encontrado el cadáver de un hombre que al parecer había sido asesinado.
Hasta el lugar de los hechos acudieron policías preventivos del Destacamento “Terán Norte”, además de una ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil, agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales de la FGE.
La persona fallecida fue identificada como Rubén, quien contaba con 40 años y cuyo cadáver fue trasladado al Servicio Médico Forense, a fin de que le sea practicada la necropsia y establecer las causas de su muerte.
El hallazgo fue realizado por un hermano del ahora occiso, de nombre Juan Martín, quien comentó que ya tenía varios días de no ver a su hermano, por lo que decidió ir a buscarlo a su domicilio, siendo que estuvo tocando varias veces la puerta, pero sin obtener respuesta.
Es el caso que al asomarse por una ventana que da a la calle, lo observó tirado en el suelo e inconsciente, por lo que decidió brincar por la azotea y ya en el interior se percató que Rubén se encontraba muerto.
El cadáver de esta persona fue encontrado tirado-boca abajo, a la entrada de una habitación y además de que ya se encontraba en proceso de putrefacción, se le apreciaron golpes y sangre en la cabeza.