La sequía sostenida en la Presa Plutarco Elías Calles, situada en el municipio de San José de Gracia, ha tenido repercusiones profundas en los lancheros que dependen de sus aguas para mantener sus fuentes de ingreso. Frente a un nivel de agua que apenas llega al 15% de su capacidad total, aproximadamente 20 lancheros persisten en efectuar hasta nueve recorridos diarios durante la Semana Santa.
En conversaciones con lancheros de la zona, manifestaron su inquietud ante la situación prevalente y su impacto en las operaciones comerciales. La disminución en el nivel del agua ha resultado en un declive en la cantidad de visitantes al área. «Sí, ha disminuido bastante el número de visitantes. Ahora es muy poco… Antes, de lunes a viernes, solíamos hacer tres o cuatro viajes al día. Y ahora, a veces ni siquiera salimos. Nosotros también hemos dejado de hacerlo», expresaron con pesar.
Pese al descenso en la llegada de turistas, estos trabajadores mantienen sus operaciones en horarios habituales, albergando la esperanza de que durante esta Semana Santa logren atraer de nuevo a parte de su clientela. «Sí, trabajamos todo el día; comenzamos desde temprano y seguimos hasta las seis de la tarde», comentó uno de los entrevistados.
Los lancheros enfrentan una situación de incertidumbre, preocupados por cómo la sequía prolongada impacta no solo en sus ingresos diarios, sino también en el ecosistema y las actividades económicas locales. Con optimismo hacia un futuro más favorable, continúan con sus labores, ajustándose a las circunstancias variables y en espera de que la presa recupere su nivel óptimo de agua, y con ello, su medio de vida.