Iván Mata
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-Un hombre fue detenido y al menos dos pudieron escapar luego de ser sorprendidos esta madrugada trasvasando gasolina en una toma clandestina, en Apodaca.

Una fuente policiaca señaló que los delincuentes habían «ordeñado» 40 mil litros que fueron vaciados a una pipa cuyo tractor es de la empresa Transportes Reyes Enrique Vázquez S.A. de C.V. de Hermosillo, Sonora.

De manera extraoficial se informó que elementos de la Guardia Nacional, presuntamente, estaban cerca del lugar de la toma clandestina y se retiraron cuando llegaron los policías municipales.

La detención fue en una brecha localizada a unos 20 metros de la Antigua Carretera a Agua Fría, casi en la intersección con el Anillo Periférico.

El informante señaló que los policías de Apodaca circulaban por la carretera y en una curva vieron las calcomanías reflejantes de la pipa.

Los oficiales se detuvieron y fue cuando los efectivos de la Guardia Nacional que estaban a la orilla de la vía, se retiraron, agregó.

La fuente señaló que los uniformados penetraron hasta la toma clandestina donde sorprendieron a tres hombres.

«Dos escaparon y se detuvo a uno, los otros dos corrieron hacia la autopista, quizá allá tenían un auto para escapar», explicó.

El informante destacó que la pipa estaba prácticamente llena de gasolina y tenía una capacidad de 40 mil litros.

En el lugar fue localizada una manguera de más de 100 metros utilizada para concretar la «ordeña».

Elementos de Bomberos de Nuevo León y de Protección Civil de Apodaca llegaron para descartar algún riesgo para la población.

También arribó personal del área de ingeniería de Pemex y clausuraron la toma clandestina.
Durante la madrugada la zona permanecía acordonada mientras se realizaban las investigaciones.