Jana Beris
Agencia Reforma

JERUSALÉN, Israel.- El Coronel Dudi Mizrahi, líder de la Unidad Nacional de Rescate de las Fuerzas de Defensa de Israel, la cual viajó a México tras el sismo del pasado 19 de septiembre, quedó impresionado por la solidaridad de la gente en la ciudad.
«Sentí que estaba frente a un pueblo maravilloso», contó el militar a REFORMA.
«Cadenas humanas gigantescas pasando de mano en mano agua, comida o escombros. Estábamos admirados con ese espíritu mexicano», indicó.
Esa energía fue un motor para él y su equipo de 70 rescatistas e ingenieros, dijo.
«Siento un gran orgullo y una profunda satisfacción por haber ayudado a las familias de quienes rescatamos sin vida a cerrar un círculo», agregó Mizrahi.
El equipo israelí trabajó con novedosas maniobras de rescate en el edificio derruido en Álvaro Obregón 286, como entrar por debajo del edificio o monitorear la altura de las señales de los celulares de las víctimas.