Luis Valle
Agencia Reforma

Empresarios gasolineros se mostraron sorprendidos con la decisión de la Secretaría de Hacienda de mantener los mismos estímulos fiscales a los precios de los combustibles y acusaron una manipulación de la metodología que la misma dependencia ha emitido.
La volatilidad señalada por el fisco justificó más descuentos al IEPS para mantener los precios sin cambios hasta el 17 de febrero, pero en esta ocasión habría favorecido incluso a la propia Hacienda.
Ayer, Grupo REFORMA publicó un análisis donde, según la metodología y para mantener los mismos precios, los estímulos debieron haber bajado para esta semana entre 0.27 y 0.30 pesos por litro para la Magna, casi 0.10 pesos a la Premium y entre 0.16 y 0.18 pesos al Diesel.
Fue hasta la tarde de ayer que Hacienda aclaró en el Diario Oficial que los precios de referencia a considerar del 11 al 17 de febrero no serán los de la semana inmediata anterior, sino los mismos con los que fijó los del 4 al 10, es decir, sin respetar la metodología publicada el 27 de diciembre.
“Es la manipulación más pura al precio, así no se puede crear infraestructura, porque no se genera certidumbre con decisiones arbitrarias”, señaló un transportista que pidió el anonimato.