MONTERREY, N.L.- La fortaleza de Ignacio López Tarso tiene sorprendido al cuerpo médico que lo atiende en un hospital de la Ciudad de México, pues a sus 97 años ha respondido favorablemente a la lucha contra la neumonía bacteriana que padece.
Serán de cinco a siete días más los que el primer actor permanecerá internado, pues se le aplica una fuerte dosis de medicamento vía intravenosa para combatir la infección, informó su hijo Juan Ignacio Aranda.
«Amaneció mucho mejor, es increíble su recuperación, está con una fuerte dosis de medicamentos en la sangre, es la única manera que él podría recibir tanto medicamento, no lo soportaría su débil estómago», agregó el también actor.
«Está muy bien tratado y en sí, su reacción ha sido sorprendente. El infectólogo vino hoy (ayer) en la mañana y se sorprendió al verlo tan bien. Hasta dijo que mi padre podría salir en cinco días».
López Tarso está de muy buen humor y ya se quiere ir a su casa porque se siente muy bien. (Lorena Corpus/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!