Luz María Oropeza de la Rosa, especialista en tanatología del Centenario Hospital Miguel Hidalgo, habló del servicio de apoyo que la institución ofrece desde hace más de veinte años para los pacientes que son internados en dicho nosocomio, así como a sus familiares.
Explicó que la tanatología paliativa consiste en ofrecer “soporte emocional a los pacientes con alguna enfermedad terminal y a sus seres más cercanos, para que el impacto que significa una pérdida sea el menor posible”. También es de suma ayuda cuando alguna persona se ve obligada a perder alguna parte de su cuerpo.
Oropeza puntualizó que cada vez es más común que los pacientes y sus seres queridos soliciten este tipo de respaldo psicológico, ya que gradualmente y con el paso de los años se ha popularizado este tipo de servicios que suelen marcar la diferencia para quienes enfrentan o están por enfrentar la partida de un ser querido.
Una de las áreas donde este servicio tiene un mayor impacto es en la de Oncología Infantil. La especialista detalló que se trata de “una especialidad donde se requiere de especial manejo psicológico para los pequeños pacientes y sus familiares”. Lo mismo sucede en Traumatología, “donde hay pacientes que sufren la pérdida de alguna extremidad y necesitan apoyo para afrontar su nueva condición física” y donde los especialistas en soporte psicológico del Hospital Hidalgo también intervienen.

“La misión de la Tanatología es que las personas puedan encontrar el sentido de una pérdida (…) en los casos de pacientes con alguna enfermedad crónica o terminal, se le ayuda al enfermo a prepararse para ese momento, concluyendo asuntos pendientes, cerrando círculos y perdonando para que la persona se vaya en paz y en compañía de sus seres queridos…” Luz María Oropeza de la Rosa, Tanatóloga