La segunda fecha en la Premier League se cerró con el choque entre el Wolverhampton y el Manchester City en casa de los licántropos que recibieron su primer partido como locales ante una de las pruebas más complicadas de la temporada. Pep Guardiola y compañía hicieron su presentación en la Premier luego de que su partido de la jornada inaugural fuera reprogramado al haber participado en instancias finales de la Champions League.
Como era de esperarse, el City tuvo la iniciativa buscando ponerse adelante sin prestarle el balón a los Wolves que parados atrás esperaban la oportunidad de contragolpear. Desafortunadamente apenas al minuto 20 llegó un error de Romain Saiss que se barrió imprudentemente sobre Kevin De Bruyne en una jugada sin gran importancia, esto fue marcado como pena máxima, otorgándoles una oportunidad inmejorable a los visitantes de irse adelante. El mismo De Bruyne fue el encargado de cobrar con potencia abriendo la pizarra. Más allá de reaccionar con el gol en contra los Wolves se vinieron abajo lo que fue aprovechado por la visita que nuevamente pegó gracias a un pase filtrado de Kevin De Bruyne hacia Raheem Sterling que al llegar a línea de fondo y ante la salida de Rui Patricio tocó hacia atrás la pelota, Phil Foden solamente tuvo que empujar el balón para poner el segundo de la tarde al 32′.
En el segundo tiempo por fin apareció un buen futbol por parte del Wolverhampton generando varias ocasiones de gol. La primera fue para Daniel Podence que se escapó mano a mano ante Ederson, el portugués cuchareó su remate que se fue apenas por encima. La segunda la puso Adama Traoré desde la derecha en una diagonal que Rubén Neves remató débilmente solo en el área y la tercera fue para Raúl Jiménez que desaprovechó otro gran centro de Traoré errando su remate con zurda solo a la altura del manchón penal. La recompensa tuvo lugar hasta el 78′ con una genialidad de Podence que tras hacerle un túnel a De Bruyne conectó centro bombeado a primer poste, Jiménez se levantó martilleando la pelota y marcando su segundo gol de la campaña. Desafortunadamente los Wolves no generaron más ocasiones y en el agregado, específicamente al 94′ Gabriel Jesús puso cifras definitivas con un remate que fue desviado por Connor Coady dejando sin chances a Rui Patricio, decretando el 1-3 final que deja a los Wolves con tres puntos.