Los dos sujetos detenidos el martes en el municipio de El Llano resultaron ser peligrosos sicarios que forman parte de una célula del CJNG.
Además de dedicarse al robo de vehículos con violencia, se investiga su posible participación en la ejecución de un panadero, ocurrido el pasado día 9 de junio en el municipio de Rincón de Romos, además de la ejecución de otro joven que se registró el jueves pasado en el poblado de San Antonio, Tepezalá.
Los sospechosos que se encuentran a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación, en el edificio de la Fiscalía General de la República y quienes son señalados como altamente peligrosos, fueron identificados como René Q. G. alias “El Chaparro”, de 26 años, originario del estado de Guerrero, e Ignacio H. B., de 44 años, de quien se estableció es originario de Veracruz.
Ambos dijeron pertenecer a una célula del CJNG y aparentemente han participado en “levantones”, ejecuciones y extorsiones.
Se informó que agentes del Grupo Antisecuestros de la FGE, del Grupo Homicidios, Grupo Localización de Vehículos y Grupo Exterior “El Llano”, participaban en un operativo para detener a integrantes de una célula del CJNG que habían participado en levantones, ejecuciones, y extorsiones en el municipio de El Llano.
Entre los casos que se estaban investigando se encuentra la ejecución de un panadero identificado como Juan José, de 29 años, cuyo cadáver fue localizado el día 9 de julio en el Río San Pedro, a la altura del poblado de San Jacinto, municipio de Rincón de Romos, con impactos de bala en el rostro y el tórax.
Ese mismo día por la mañana, Juan José, quien era empleado de la Panadería “Velia”, ubicada en avenida Zaragoza, fraccionamiento Circunvalación Norte, fue víctima de un “levantón” cuando se encontraba en una tienda de abarrotes en el poblado de Palo Alto.
Asimismo, se les investigaba por el robo con violencia de dos camionetas pick up, que se registró el día 11 de junio pasado, en un predio ubicado en el poblado de El Niágara, municipio de Aguascalientes.
Fue precisamente el martes a las 13:00 horas cuando los policías de investigación detectaron a los dos sospechosos cuando circulaban por la carretera estatal No. 43 a bordo de una de las camionetas robadas, siendo una Toyota Tacoma, modelo 2017, color blanco y placas de circulación RS-5493-A
Luego de una persecución y balacera, los dos sospechosos fueron interceptados y detenidos sobre la calle Emiliano Zapata, en el poblado de Palo Alto y les aseguraron dos pistolas tipo escuadra calibre 40 y 9 mm.