Marco Arellano
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- Este año sólo habrá beisbol invernal en México.
La Liga Mexicana de Beisbol (LMB) no pudo ante la pandemia y al no tener un plan ni una base económica que le permita operar sin aficionados en las gradas, cayó arrodillada.
¿Cómo es que un circuito con 95 años de historia y en pleno 2020 no pueda jugar 2 meses de temporada regular más uno de Playoffs, y la Liga Mexicana del Pacífico sí? Cosas de patrocinadores y de proyectos sólidos.
Para los clubes de ambas Ligas, los ingresos de taquillas y toda la derrama que se genera dentro de los estadios es fundamental en su operación, pero desde hace 10 años, la LMP le lleva una enorme ventaja a la LMB.
Contrario a lo que pasa en verano, donde cada franquicia negocia sus derechos de transmisión, la pelota invernal fue transmitida a nivel nacional desde 2010 hasta la pasada temporada por Megacable, un contrato por paquete para llevar en vivo los 4 juegos de la jornada.
A partir de esta campaña, y por dos periodos, la MexPac se unió a Sky para incrementar su presencia y exponer a toda la gama de patrocinadores en todo México y parte del Caribe.
Según algunos presidentes de equipos del Pacífico, ese contrato con la compañía satelital les permitirá sobrevivir a una temporada sin aficionados, aunque para las fechas de arranque contempladas (12 de octubre o primera semana de noviembre), esperan que el semáforo epidemiológico y las autoridades les permitan jugar con un aforo limitado al 25 por ciento.
“Nos ayuda con una parte importante, tanto el contrato de Sky como todos los patrocinadores, eso nos ayuda a poder sobrevivir por esta temporada”, le dijo Salvador Quirarte, presidente del Consejo de Administración de los Charros de Jalisco, a Grupo REFORMA el 1 de junio.
Otro paso al frente del invierno es que fueron los primeros en vender el nombre de la temporada a empresas como Banorte, Potosinos y Caliente.
Ahora bien, no es lo mismo un presupuesto para 6 meses que para 3, tanto para equipos como para los aficionados.
La LMB maneja un calendario de medio año, que al finalizar da paso a la LMP de octubre a diciembre, para el rol regular, y todo enero para los Playoffs y la Final.
En el caso de los aficionados, una temporada corta le permite ir a más juegos y con ello ayudar a su equipo a tener mejores promedios de asistencia que los de verano.
La Liga Mexicana de Beisbol está compuesta por 16 equipos, los cuales, al día de hoy, sólo 8 hubieran tenido la posibilidad de poder jugar sin público en las gradas debido a su sólida solvencia económica: Acereros de Monclova, Diablos Rojos del México, Leones de Yucatán, Guerreros de Oaxaca, Toros de Tijuana, Sultanes de Monterrey, Saraperos de Saltillo y Pericos de Puebla.