Arely Sánchez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 11-Mar-2021 .-Los consumidores mexicanos tienen mayores expectativas en comparación con otros consumidores globales a la hora de comprar en línea.

De acuerdo con Michell Escutia, director Comercial de la consultora SOTI para Latinoamérica, el 59 por ciento de los consumidores a nivel global señaló que compraría más en una tienda si la experiencia de devolución fuera más fácil.

Pero dicho porcentaje crece hasta 82 por ciento para el caso de los consumidores mexicanos, que están convencidos de que el proceso de devolución debería ser más automatizado, superando incluso al 62 por ciento de los consumidores online de Estados Unidos y Canadá que exige lo mismo.

SOTI reveló que el 67 por ciento de los consumidores globales quieren saber dónde está su pedido desde el momento en que compran hasta que se entrega su paquete, pero en México ese porcentaje crece al 87 por ciento.

La consultora señaló que México también tiene expectativas más altas en lo que respecta a los procesos móviles y virtuales en comparación con los consumidores de otros países.

Por ejemplo, señaló, la confianza y la seguridad son claves, pues mientras el 48 por ciento de los consumidores globales dijeron que abandonaron una compra en línea porque no confiaban en compartir sus datos de pago en el sitio; en México el porcentaje se eleva hasta 55 por ciento por esta razón.

“Con miles de nuevos consumidores inundando el mercado, los minoristas lidian con una estadística escalofriante: el 59 por ciento de los consumidores admitió que una experiencia de compra en línea negativa destruye su confianza de la marca.

“Cada interacción con un cliente es una experiencia decisiva para las empresas, por lo que hacerlo bien es clave”, agregó Escutia.

SOTI indagó sobre cómo sería una experiencia de compra ideal y descubrió que las personas esperan que las medidas de seguridad se mantengan en los lugares físicos después de la pandemia.

El cubrebocas, las barreras físicas, las estaciones de desinfección de manos, el escaneo mientras compra y las opciones de pago móvil y sin contacto se encuentran entre las ofertas que los consumidores sienten que los minoristas deben mantener, según investigaciones de la consultora.

Destacó que algunos minoristas ya están innovando con dispositivos portátiles que permiten la comunicación en tiempo real con los empleados de la tienda que están tras bambalinas; dispositivos portátiles o montados en carritos para verificar la disponibilidad del inventario y los precios; o dispositivos móviles que permiten a los consumidores comprar artículos en el piso de ventas en lugar de ir a la caja registradora.