El desempleo por la pandemia del COVID-19 ha pegado a los jóvenes sobre todo en el grupo de 15 a 19 años, luego de que a nivel nacional se perdieron durante junio hasta 39 mil empleos, de acuerdo a cifras de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, señaló el asesor financiero, Gerardo Sánchez Herrera.
Apuntó que, en el rango de los jóvenes entre 15 y 19 años, se perdieron el 2% de los trabajos asegurados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social. Mientras que en los rangos de 20 a 24 años y de 25 a 29 años, la pérdida fue del 0.5% respectivamente de los trabajadores registrados. En tanto que de 30 hasta los 59 años, la caída fue del 0.3%. “Entonces los jóvenes están más propensos a quedar desempleados y que van a batallar más para poder encontrar un trabajo porque las empresas no están contratando y piden experiencia para no desaprovechar ni gastar en recursos ni en capacitaciones”.
Indicó que en el caso de Aguascalientes, se calcula que entre 400 y 420 jóvenes han perdido su empleo en el rango de los 15 y los 19 años durante el pasado mes de junio y los sectores más afectados fueron el de la construcción, el turismo, en los restaurantes donde servían de meseros, lavalozas, ayudantes de cocina, así como en el sector comercio donde muchos negocios cerraron y laboraban como empleados de mostrador. “Es más fácil liquidar a un joven que no tiene tanta antigüedad, que a un empleado que tiene 10, 20 o 30 años laborando, entonces a los jóvenes es a los que están desplazando”.
Esta situación, dijo que va a orillar a los jóvenes en el corto plazo a encaminarse a la informalidad ya que, al no tener tantas armas para defenderse, las empresas no los ven ahorita como un perfil tan viable, ante la falta de experiencia, lo cual es un elemento que juega actualmente en su contra. Por ello recomendó a este sector de la población buscar en esta temporada una beca de capacitación o bien aprender un oficio o un segundo o tercer idioma que les permita estar más preparados para que puedan incursionar más rápido en el mundo laboral.