Claudia Salazar 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: José Ramón López Beltrán, hijo del Presidente Andrés Manuel López Obrador, manifestó a Xóchitl Gálvez y al empresario Claudio X. González que desde ahora pueden investigarlo por presunta corrupción.

Esa fue su respuesta a la entrevista de REFORMA con la abanderada presidencial de la Oposición, quien dijo que «es clarísimo» que los hijos del Presidente están metidos en negocios de corrupción.

«Esos casos hay que investigarlos», expresó la candidata.

En redes sociales, la postura de Gálvez fue compartida por el empresario Claudio X. González, quien comentó: «¡Cómo debe de ser!».

A ello, López Beltrán retó a que lo investiguen desde ahora, tanto Gálvez como Claudio X. González.

«Tú y tu candidata son libres de investigarme desde ahorita. El que nada debe, nada teme», escribió.

Antes de ser candidata presidencial, Xóchitl Gálvez presentó denuncias contra José Ramón López Beltrán en Estados Unidos y en México por posible conflicto de interés, al rentar la llamada «Casa Gris» en Houston, propiedad de un ex directivo de la empresa Baker Hughes, proveedora de Pemex.

En febrero de 2022, Gálvez presentó una denuncia ante la Secretaría de la Función Pública.

En mayo siguiente, la dependencia negó que hubiera posibles delitos de conflicto de interés, soborno o cohecho por parte del Presidente y del empresario hotelero Daniel Chávez Morán, quien dijo haber contratado a López Beltrán como asesor jurídico, razón por la cual vivía en Estados Unidos.

Sobre las denuncias en la Fiscalía General de la República, no hay reporte de avance alguno.

Recientemente, Gálvez también presentó denuncias contra Andrés y Gonzalo López Beltrán, involucrados en facilitar contratos de la obra del Tren Maya a amigos y primos.