Ante el boquete que tendrá Aguascalientes por la baja en el presupuesto federal de cara al próximo año, el Gobierno Estatal deberá echar mano de los impuestos estatales e incrementarlos en la medida que les permita resarcir la merma o bien pensar en algún empréstito a tasas bajas, así lo señaló el asesor financiero, Gerardo Sánchez Herrera.
Comentó que luego de que la Federación le quitó el 4% del presupuesto a la entidad de cara al próximo año, la autoridad local deberá pensar en varias medidas, tales como llevar un gasto razonado y más apegado a la precariedad viendo en qué rubros se pudieran hacer recortes para suplir dicho porcentaje.
Otra de las medidas sería el aumento de los impuestos, entre ellos, la autoridad estatal podría echar mano del Control Vehicular e incrementar el porcentaje de cobro al medio millón de automóviles que circulan en el estado y cuyos dueños pudieran hacer el esfuerzo. Una tercera opción que pudiera tener sería el pedir un empréstito, pero con tasas blandas, menor al 7% si es que en un momento dado tuvieran que recurrir a ello.
EN LOS AYUNTAMIENTOS. Por lo que respecta a los municipios, indicó que éstos podrían echar también mano del Impuesto Predial en aumentarlo, pero a cambio de que viniera una actualización catastral.