Fernanda Torres
Agencia Reforma

LOS ÁNGELES, California, EU. – Antes de lucirse con el tema «I’m Just Ken» en la edición 96 de los premios Óscar, Ryan Gosling tuvo ayuda para pulir su presentación, pues sus hijas Esmeralda y Amanda estuvieron en primera fila durante el ensayo.
El actor, de 45 años, confesó que las niñas, de 9 y 7 años, fruto de su relación con la actriz Eva Mendes, incluso le dieron consejos de su presentación del tema nominado a Mejor Canción Original.
«Mis hijas vinieron conmigo al ensayo general de los Óscar, así que estaban en primera fila cuando estaba trabajando en ello, dándome notas, ya sabes», contó en entrevista.
La estrella de Barbie compartió que busca trabajar en proyectos en los que pueda involucrar a sus hijas detrás de cámaras para mantenerlas lo más cerca posible y que se diviertan mientras trabaja.
Su compañera de reparto en Profesión Peligro, Emily Blunt, también agradeció poder tener la compañía de su esposo, el actor John Krasinski, y sus dos hijas, Hazel y Violet, del otro lado del mundo.
La estrella de cintas como Oppenheimer y El Diablo Viste a la Moda reflexionó sobre cómo vive la maternidad siendo una estrella de Hollywood.
«Tenerlos allá lo hizo más disfrutable porque no me sentí culpable. Creo que (la maternidad) es un malabarismo sin fin, cuando estás en casa realmente estás en casa y luego cuando tienes que ir a trabajar vas a trabajar, pero queriendo estar en dos lugares a la vez.