Antonio Baranda, Claudia Guerrero e Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Mientras en la mañanera de ayer el Presidente Andrés Manuel López Obrador arremetió de nuevo contra la UNAM, a la que acusó de haberse derechizado, la UNAM le respondió unas horas después reivindicando su pluralidad y libertad de cátedra.

«Es una gran universidad, pero no estuvieron a la altura de las circunstancias, la crítica al neoliberalismo no surgió de la UNAM, de todas las atrocidades que se cometieron, del saqueo al País, el saqueo más grande en la historia de México y que la universidad no haya tenido un papel determinante», dijo el Mandatario.

En la conferencia, reprochó que los egresados de la UNAM no ejerzan en el servicio público y prefieran trabajar en despachos privados, donde –dijo– han perdido dimensión social.

Además, consideró, necesitan una sacudida en la Universidad.

Posteriormente, la UNAM emitió un posicionamiento en el que sostuvo que el compromiso y solidaridad históricos de la Universidad con la Nación es incuestionable y que en sus aulas se privilegia la libertad de cátedra para formar ciudadanos sin ideologías impuestas.

«La UNAM ha sido siempre respetuosa de las distintas ideologías, corrientes del pensamiento, posiciones políticas y opiniones expresadas por integrantes de su comunidad, de sus egresados o por cualquier persona», expuso.

ASÍ LO DIJERON
«Todas las universidades fueron sometidas por el pensamiento neoliberal, es lamentable que la UNAM se haya derechizado como sucedió en los últimos tiempos».
Andrés Manuel López Obrador, Presidente.

«En la Universidad se privilegia siempre la libertad de cátedra, una de nuestras mayores fortalezas para formar ciudadanos íntegros, de pensamiento independiente, sin ideologías impuestas».
Posicionamiento de la UNAM.