Producir durazno es una actividad tradicional del campo aguascalentense, que ha logrado mantenerse y mejorar inclusive la calidad de sus cosechas, lo que permite avanzar hacia mejores mercados de exportación, dio a conocer el secretario de Desarrollo Rural y Agroempresarial, Miguel Muñoz de la Torre.
Por lo pronto, en estas semanas los productores de durazno siguen con la cosecha de esta fruta, y lo que estiman obtener es un volumen de 20 toneladas por hectárea al término de la recolecta; por lo pronto, de junio a julio van aproximadamente ocho mil toneladas las que se han obtenido, luego de haber trabajado 388 hectáreas.
Según la información que proporciona el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera, en Aguascalientes son 40 los productores de durazno que tienen participación en esta actividad, con huertas establecidas en municipios como Aguascalientes, Asientos, Calvillo, Cosío y Tepezalá.
Todavía el año pasado, el estado de Aguascalientes ocupaba el noveno lugar con mayor aportación en la producción de esta fruta, pero para este año se ha escalado y ahora se encuentra en el séptimo escaño, con el ánimo de los fruticultores de mejorar en calidad y cantidad.
Al respecto, el titular de la Sedrae indicó que la cosecha comenzó en junio pasado con variedades tempranas y se estima concluir la recolecta del durazno en septiembre para el caso de las variedades tardías, para entonces se espera haber cosechado alrededor de 20 toneladas por hectárea.
Cabe señalar que por la calidad de duraznos que se producen en Aguascalientes tiene buena demanda a nivel nacional, y se comercializa en la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, principalmente.
Muñoz de la Torre indicó que el durazno es uno de los productos que se ubican en el ranking nacional agropecuario, ocupando el séptimo lugar en producción, y destacó el trabajo que realizan los fruticultores en la tecnificación de sus huertas, lo que se refleja en la competitividad que han logrado.