La Central de Autobuses de Aguascalientes detecta a diario entre quince y veinte personas migrantes, quienes desde hace unas semanas han comenzado a presentar una tarjeta de tránsito emitida por el INM para que puedan comprar boletaje y alcanzar la frontera norte con Estados Unidos, informó el administrador Carlos Cruz Reyes.

Al mismo tiempo, otras tres o cuatro personas indocumentadas intentan adquirir sus boletos cada día y no se les vende al estar prohibido si no cuentan con un permiso de estancia en territorio nacional, cuyos casos son reportados al Instituto Nacional de Migración para que se encarguen de la posible repatriación.

Carlos Cruz recordó que esta situación de controlar la venta de boletos a pasajeros de otros países se endureció desde la problemática con los haitianos, pero en realidad los que transitan por Aguascalientes provienen de Centroamérica.

Indicó que las personas migrantes que alcanzan a entrar a Estados Unidos, pero que por alguna razón aquel país los detiene e inicia un proceso de repatriación, no los está enviando a sus naciones de origen, sino al país por el cual ingresó a la Unión Americana, que en este caso sería México.

En el último mes, esta Central de Autobuses ha estado registrando el flujo de 15 a 20 personas diarias portando una tarjeta de transito emitida por el Instituto Nacional de Migración, cuyo trámite deben hacerlo con anticipación ante esa instancia federal.

Como responsable de otras tres centrales de autobuses en el estado de Jalisco, como son las de Encarnación de Díaz, Lagos de Moreno y San Juan de los Lagos, Carlos Cruz Reyes comentó que se trabaja en coordinación con la Guardia Nacional para que no sean utilizadas, junto con Aguascalientes como una zona trampolín en tránsito hacia los Estados Unidos.

“Lo que es un hecho es la presencia de personas procedentes de otras naciones que buscan llegar a la frontera norte de México, pero el mayor problema es el tipo de repatriación que sucede, porque la autoridad americana no envía a los países de origen, los manda a México, dejando aquí el problema”.

Por último, comentó que por este operativo, el Instituto Nacional de Migración tiene personal de modo permanente para la detección de indocumentados que quieren viajar por el servicio de transporte de autobuses de pasajeros.

¡Participa con tu opinión!