En México solamente 20 millones de adultos cuentan con algún tipo de seguro, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Información Financiera 2018; muchos consideran que este producto financiero es un gran desembolso, pero en realidad un seguro es una inversión que se puede programar hoy para evitar un mayor desembolso en el futuro.
Ignacio Villanueva Chávez, titular de la unidad de atención al usuario financiero de la Condusef, mencionó que existen muchos tipos de seguros para cada una de las necesidades, como el seguro de vida que garantiza una suma de dinero al beneficiario en caso de que muera el asegurado.
Otro es el seguro de gastos médicos mayores, que cubre los gastos que se generen por una enfermedad o accidente. El seguro de automóvil, dependiendo el tipo de cobertura (limitada o amplia), paga los daños ocasionados a la salud o vehículo de un tercero, así como los daños a su automóvil y sus ocupantes. El seguro de daños para el hogar cubre los daños a la vivienda ocasionados por algún terremoto, inundación, robo o incendio, entre otros.
Asimismo, señaló que se deben tener claros los siguientes términos: siniestro, es el daño que puede ser indemnizado por la aseguradora. La póliza es el contrato que está compuesto por las condiciones generales, carátula, cobertura, suma asegurada, deducible, endosos, etc.
La suma asegurada es el monto de dinero máximo que paga la compañía de seguros en caso de que ocurra el siniestro acordado. La cobertura es lo que cubre el seguro. El deducible es la cantidad de dinero que se debe desembolsar todas las veces que ocurra un evento inesperado, es la participación en el costo del siniestro. Las exclusiones es lo que no cubre el seguro.
De acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud, dijo que el cáncer en México es la tercera causa de muerte, se estima que cada año se detectan 128 mil nuevos casos y los 5 tipos más comunes son: de próstata, mama, cervicouterino, pulmón y estómago.
“Según el sector asegurador, el precio promedio de un tratamiento de cáncer es de 2 millones de pesos, mientras que un seguro de gastos médicos puede costar en promedio 10 mil pesos para una mujer de 40 años. De ahí la recomendación de contratar un seguro de gastos médicos mayores, con ello se puede aminorar el impacto en las finanzas personales”, concluyó.