Con mejores resultados cerró el 2021 y se tienen buenas expectativas para el 2022, toda vez que se ha incrementado el dinamismo en todos los sectores económicos que sufrieron parálisis o tuvieron detrimento en el primer año de pandemia por COVID-19 pero, además, se tienen planes de inversión en puerta y se seguirá promoviendo al estado en el extranjero, manifestó el secretario de Desarrollo Económico, Manuel Alejandro González Martínez.
Tan solo durante el 2021, se logró una atracción de inversión extranjera superior a los 170 millones de dólares en giros como la manufactura, construcción, servicios y telecomunicaciones, pero, en lo que va de la actual administración, hasta el tercer trimestre del año pasado, principalmente en el tema de la manufactura, se habían alcanzado los 4 mil 638 millones de dólares.
Lo cierto, dijo, es que Aguascalientes presenta ventajas competitivas que son atractivas para los inversionistas extranjeros, entre otros el clima de paz social y laboral, así como la seguridad que hace que volteen las miradas a esta entidad y la región, pues inclusive “nos seguimos promoviendo como la región más competitiva del país, con una visión clara de ser una de las regiones más competitivas de América Latina”.
No debe dejarse de lado la tendencia que se tiene en esta localidad hacia el sector manufacturero, dirigido especialmente al giro automotriz, por la demanda natural que se tiene de las armadoras establecidas en la entidad, aunque, poco a poco, se ha ido diversificando el giro de las inversiones y sectores productivos.
Es así que la apuesta se ha dirigido hacia el sector aeroespacial, tecnologías de la información, logística, agroindustria, biomédica o farmacéutica, sectores que ayudarán en el mediano plazo a tener un balance promediado en términos de crecimiento y aportación al Producto Interno Bruto.
No se puede dejar de mencionar la compleja que resultó ser la economía del mundo durante los dos últimos años y Aguascalientes no fue la excepción en el 2020, cuando aquí se perdieron 6,800 empleos formales, sin contar los informales que no están cuantificados por el IMSS, pero, ya para el 2021, con las nuevas inversiones que arribaron y la estabilización de empresas locales, no sólo se recuperó la actividad, sino también se abrieron nuevas plazas laborales.
De ahí que, al cierre de noviembre pasado, el conteo iba en 19,050 empleos formales, es decir, se habrían recuperado los 6,800 perdidos y se triplicó la creación de nuevos, y si bien de la informalidad no se tienen registros fehacientes, también se ha recuperado, “de manera que tenemos ya al recuento de esta administración, 50 mil empleos creados, lo que es sinónimo de que tenemos un clima favorable”.

¡Participa con tu opinión!