Aguascalientes es el segundo lugar nacional con mayor número de muertes por COVID-19 y tabaquismo con el 12% del total de muertes registradas en el estado, así lo señaló Isabel Maldonado Jiménez, coordinadora de Códice capitulo Aguascalientes, quien urgió una reforma a la ley federal para disminuir el tabaquismo.
En video conferencia de prensa, la activista comentó que según datos de la Plataforma de Información Geográfica de la UNAM sobre COVID-19 en México, el promedio nacional es del 10%, cuando en Aguascalientes es del 12%, lo que coloca a la entidad en una situación de alerta.
Detalló que el Estado tiene una alta prevalencia del consumo de tabaco, el cuarto lugar a nivel nacional, según la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco 2016-2017. De igual manera, comentó que el Instituto Nacional de Salud Pública registró que en Aguascalientes mueren dos personas diariamente por enfermedades asociadas al consumo de tabaco, con un gasto público anual de 101 millones de pesos.
Apuntó que la actual pandemia del coronavirus ha evidenciado la urgencia de reducir los factores de riesgo a la salud, entre ellos el tabaco, toda vez que se ha observado que las personas fumadoras tienen mayores posibilidades de desarrollar síntomas graves y fallecer a causa de COVID-19.
Frente a este panorama, consideró necesario y urgente exigir a los diputados federales por Aguascalientes a cumplir con sus obligaciones y promover las reformas a la Ley General para el Control del Tabaco a fin de regular su consumo en todo espacio cerrado público y de trabajo, es decir, los Espacios 100% Libres de Humo de Tabaco, la prohibición total de toda publicidad, promoción y patrocinio de productos de tabaco y la eliminación de saborizantes y aditivos del tabaco y con ello evitar las numerosas enfermedades y muertes que causa este producto. “Si aspiran a reelegirse como legisladores o buscar otro cargo en el servicio público, sepan que vamos estar muy pendientes de su desempeño, porque no estamos dispuestos a tolerar y financiar carreras políticas que solo benefician a unos cuantos. Sepan que el servicio público no es un negocio o una renta. Sepan que el bienestar social es para todas y todos y que, sin salud, simplemente no hay país”.