El pasado jueves se cumplió el plazo pactado por la Asociación de Jugadores y la NFL para que los atletas alzaran la mano si decidían optar por salirse de la campaña 2020 por el coronavirus, muchos jugadores tomaron la decisión de hacerse a un lado ya sea por miedo a contagiarse o pensando en su familia. La realidad es que de los 32 equipos que tiene la liga solamente tres son los que no tuvieron ningún jugador que decidiera descartarse de la campaña, solo los Atlanta Falcons, Pittsburgh Steelers y Los Ángeles Chargers pueden presumir este logro, mientras que otros equipos no tuvieron la misma suerte con un número importante de bajas.
La franquicia más afectada en ese sentido fueron los New England Patriots que en total tuvieron ocho jugadores que decidieron no participar este año, los nombres más importantes fueron en la defensiva con Donta Hightower y Patrick Chung como las bajas más sensibles, algunos fanáticos piensan que también tiene que ver el panorama gris que tiene el equipo sin Brady, por lo que los jugadores decidieron no correr riesgo al ver una campaña más que complicada. El segundo equipo con más bajas son los Cleveland Browns que en total perdieron cinco jugadores, lo más importante para ellos fue que Odell Beckham Jr. decidió participar luego de públicamente mostrar su descontento con la liga por pensar en el deporte cuando la salud está tan delicada en los Estados Unidos.
Franquicias como Cowboys, Lions, Colts, Chiefs, Raiders, Jaguars, Jets y Giants contabilizaron tres bajas por la misma razón, el resto de los equipos tuvieron dos o menos jugadores que desertaron. Para la liga la noticia más tranquilizadora es que ninguna estrella decidió dar un paso al costado, todos los jugadores con gran renombre estarán participando en una campaña que tiene aún muchas incertidumbres por resolver. Falta exactamente un mes para que se dé la patada inicial y sin pretemporada los campos de entrenamiento tendrán que aumentar su exigencia para llegar con calidad al primer juego del calendario regular. Cabe destacar que fueron un total de 72 jugadores los que voluntariamente decidieron no jugar futbol americano debido a la pandemia.