Aclara el alcalde de Jesús María, José Antonio Arámbula López, que los restaurantes tienen limitada su venta al servicio para llevar preferentemente o que haya pocos comensales en los establecimientos bajo el cumplimiento de ciertas medidas sanitarias y de seguridad.
En entrevista con El Heraldo, el primer edil de Jesús María reconoció que ha causado mucho revuelo un decreto emitido por dicha Presidencia Municipal, el cual data de hace casi un mes y que no había sido publicado porque el Periódico Oficial del Estado cerró sus puertas por la contingencia y éste no traía la fecha, ya que sólo decía que tenía validez a partir del día siguiente de su publicación, “pero como su publicación se tardó, lo acaban de sacar, pero no quiere decir que vayamos a reabrir. Esas medidas son cuando apenas estábamos cerrando, imponiendo medidas a los restaurantes”.
Sin embargo, dijo que ante el decreto emitido por la Secretaría de Salud Federal que establece que pueden permanecer abiertos ciertos negocios esenciales donde se incluye todo lo que tiene que ver con la alimentación, es que también permitieron la apertura de restaurantes, pero bajo ciertas limitaciones para evitar contagios, por lo que sólo permiten que sea comida para llevar o de entrega a domicilio y si es para comer en el establecimiento, les piden que tomen ciertas medidas como el uso de cubrebocas, filtros para entrar, sanitización del lugar y del mobiliario, así como mantener la sana distancia y que haya metro y medio entre las sillas.
Por lo que respecta a los antros y bares, Arámbula López recalcó que estos lugares siguen cerrados y están en espera de que a partir del 1º de junio puedan ser reabiertos bajo las mismas medidas sanitarias y de contención establecidas para los restaurantes.

Así lo dijo:
“Pedimos a la gente en Jesús María que no relaje las medidas, que, si sale a la calle, use cubrebocas y mantenga sana distancia; que ayuden en junio a no salir mucho y evitar aglomeraciones, no estar en las calles y omitir fiestas familiares”.