Advierte el delegado estatal de programas para el Desarrollo, Aldo Ruiz Sánchez, que no se permitirá bajo ningún motivo, la aplicación de la vacuna contra COVID a personal médico ajeno al combate dentro de la primera línea de batalla de la pandemia. Lo anterior, luego de que se ha detectado a médicos influyentes quienes pretendían recibir el biológico.
El funcionario estatal detalló que en particular, se trata de cuatro trabajadores del ISSSTE quienes fueron señalados por sus propios compañeros, lo que ocasionó que se cruzara información hasta las oficinas centrales para verificar que sus nombres aparecieran en la lista de los beneficiarios, siendo así que se percataron que todo se trataba de una burda intención. En ese sentido, Ruiz Sánchez detalló que a pesar de ello el personal acusado no será merecedor de ninguna sanción toda vez que el acto no se consumó, sin embargo, exhortó al personal del sector salud a señalar cualquier posible irregularidad que se pudiera presentar nuevamente. Por otra parte, explicó que hasta el momento, cerca de 30 servidores de la nación a nivel local, han sido vacunados contra COVID-19, luego de que formarán parte de las brigadas que estarán en contacto con personal de la tercera edad que serán vacunados a partir del próximo mes.
Finalmente, agregó que personal médico del sector privado de uno de los tres nosocomios en atención a la pandemia, han sido vacunados en su primera etapa, el resto de los doctores y enfermeras de los otros hospitales, serán beneficiarios hasta febrero, de acuerdo a los tiempos estipulados.