Como “un gran llamado” a la sociedad a no relajar las medidas sanitarias y asumir los compromisos para preservar la salud comunitaria, evitando riesgos innecesarios, calificaron empresarios la decisión del Gobierno Estatal de tener un Indicador Estatal COVID-19, elaborado con datos propios e información local, para tomar decisiones firmes.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio en la entidad, Humberto Martínez Guerra, consideró que es una buena decisión contar con un semáforo propio, pues lo que llega de las autoridades federales es cambiante y pudiera no coincidir con la realidad de Aguascalientes.

Es así que en el primer indicador se dio a conocer que prácticamente todos los municipios están en alto riesgo, Pabellón de Arteaga en rojo, Calvillo en amarillo y el resto en rosa, que es preocupante.

“Esto deja ver que hay preocupación y ocupación en que no se presenten recaídas, con la idea de restringir actividades y lograr control para evitar cerrar otra vez los establecimientos comerciales o la industria, que eso sería lamentable y fatal para muchos”.

La coordinación entre las autoridades estatales y el compromiso de los municipales para obligar al cumplimiento de las medidas que se estarán tomando en cada municipio de acuerdo al semáforo que sea su indicador, tendrá que demostrar la responsabilidad ciudadana, de los comerciantes y prestadores de servicio en general, para evitar que se vuelva a paralizar la economía local, porque “está claro que todos necesitamos trabajar, pero necesitamos cuidarnos con conciencia”.

No relajar medidas, pide el CCEA

Por su parte, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Raúl González Alonso, consideró conveniente la integración del Consejo de Salud Ciudadano para la toma de decisiones conjuntas con las autoridades en materia de salud, y que se tengan formas particulares de medir la situación en la que se encuentra Aguascalientes y el avance en las estrategias, para lograr tener control de la pandemia.

Se requiere compromiso de la ciudadanía en general, pero también transparencia en la información que se proporcione, pues será con base en ella como se deberán tomar decisiones.

Se suman a la determinación

En tanto, Darinel Suárez, representante de la Asociación de Cantinas y Bares en la entidad, manifestó que quienes se desempeñan en este giro, han sido responsables en su actuar y de los que cumplen con el protocolo establecido, de ahí que si en esta ocasión les dictan el cierre de sus negocios a las 10 de la noche, podrán trabajar durante el día y eso ya les brinda un ingreso y conservar los empleos que tienen.

La situación es complicada y por ello es que asumen su responsabilidad, las de sus trabajadores y clientes que asisten a sus locales a tener un rato de esparcimiento, por lo que se deberá confiar que en esta ocasión, tampoco fallarán en cumplir con las especificaciones de autoridades estatales y municipales.