Aunque el Gobierno del Estado se ha esforzado en demostrar que la operación del Registro Público de la Propiedad ha vuelto a ser óptima y de eso han sido testigos notarios públicos y promotores inmobiliarios, urge que se encuentre la manera de convencer a las instituciones bancarias que siguen negando los créditos hipotecarios a posibles compradores de bienes inmuebles.

Así lo manifestó el propietario de la agencia inmobiliaria Madel, Bienes Raíces, Ricardo Madel, quien puntualizó que ha habido personas que, ante la pandemia, han perdido su empleo o, bien, han querido crear un negocio, o bien, que para atender temas de salud, se han visto en la necesidad de vender su casa para hacerse de un recurso; sin embargo, no hay quién la compre a crédito porque son contados los bancos que otorgan financiamiento.

Esto hace que, ante el ofrecimiento, ronden aquellos que tienen dinero para pagar en efectivo, pero optan por menospreciar el valor de la propiedad y llegan a ofrecer hasta un 25 o 30% menos del valor real, de forma que, si a alguna persona la agarran con necesidad, terminan por malbaratar su patrimonio.

“Ocupamos que el Gobierno haga lo correspondiente para que la banca aplique los créditos hipotecarios para la compra de vivienda”, sólo se requiere que recuperen la confianza.

PARA DIMENSIONAR EL PROBLEMA

De acuerdo con datos recopilados por agentes inmobiliarios:

  • Mensualmente, los créditos bancarios hipotecarios llegaron a ser, en promedio, de 250 a 300 millones de pesos.
  • Esto hace que la comisión promedio de las agencias inmobiliarias haya caído un 3%; es decir, entre 5.1 y 6.6 millones de pesos.
  • En términos de honorarios notariales, significaría el 1%; es decir, entre 1.7 y 2.2 millones de pesos.
  • El ticket promedio de crédito en Aguascalientes es de 1.1 millones de pesos.
  • Se están dejando de vender, remodelar o construir de 160 a 200 casas al mes.
  • Actualmente, son sólo cuatro las instituciones bancarias que tienen abiertas las posibilidades de financiamiento hipotecario.