La presidenta de la AEPF, Viridiana Amaya Guerrero, informó que en el ciclo lectivo 2019-2020, únicamente el 70% de los padres de familia entregaron sus cuotas voluntarias a las mesas directivas de sus escuelas, el resto no quiso o no pudo, y la cantidad promedio osciló entre los 400 y 500 pesos.
En entrevista, indicó que en este tiempo no se va a solicitar ninguna cuota voluntaria a los padres de familia, eso sucederá en las últimas semanas de agosto, aunque en la primera semana cuando reinicie la actividad escolar se pondrán de acuerdo sobre la aportación que se pedirá para el año lectivo 2020-2021.
Precisó que los padres de familia tienen la libertad de aportar o no la cuota voluntaria para los quehaceres y necesidades de la escuela a favor de sus hijos, pero se ha encontrado que papás que tienen mejor economía son los que no quieren colaborar con una cantidad única anual, porque dicen que para eso existe el PROAGE, sin entender que ambos recursos tienen finalidades diferentes.