Los condóminos del Centro Comercial Agropecuario acordaron que todo el transporte pesado de sus proveedores únicamente podrán ingresar al municipio de Aguascalientes en un horario de las dos de la tarde a las cinco de la mañana, y para aplicar esta medida se contará con la colaboración de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, anunció el presidente de la Administradora, Gerardo Palomino Macías.
En forma paralela a esta medida, esta central de abastos implementará el sistema de casetas de cobro y plumas en cada una de las entradas a este mercado, a fin de cobrar el servicio de estacionamiento y de esta manera acabar con la renta de espacios de las áreas comunes, donde el 50% de los bodegueros ejercen esa práctica desleal e impiden que los clientes cuenten con espacios de aparcamiento.
En entrevista con El Heraldo, el presidente de la Administradora del C.C. Agropecuario señaló que la única condición que le pusieron los condóminos que participaron en la asamblea, es que se revisen a varias empresas que podrían ofrecer el servicio, a fin de acceder a la mejor opción y se espera que la decisión quede definida este mismo mes.
Sobre la restricción del transporte pesado de sus proveedores hacia este mercado, explicó que hasta el momento pueden entrar a cualquier hora y eso propicia una saturación de espacios, ya que existen 700 bodegas, pero cada día se estacionan más de tres mil vehículos entre chicos y grandes.
Agregó que el transporte pesado no entrará al municipio capital después de las cinco de la mañana hasta las dos de la tarde, y si alguno de ellos por alguna situación lograra acceder, no le será autorizado su acceso al mercado ya que existirán las casetas de cobro y deberá esperar hasta los tiempos permitidos, pues el objetivo es liberar espacios dentro de la central de abastos.
Finalmente, Gerardo Palomino Macías aclaró que se permitirá todo el tiempo el ingreso de vehículos utilitarios de los comerciantes para la carga y descarga de mercancías durante cada jornada diaria, sin cobro de estacionamiento, pero con la restricción de que su estancia no podrá superar las dos horas, ya que los espacios públicos no son pensión para nadie.