Para regresar a cualquier actividad presencial, incluidas las asesorías u orientación, el secretario general de la Sección 1 del SNTE, Ramón García Alvizo, aseveró que la postura magisterial no ha cambiado y para volver a las aulas se hará hasta que el semáforo se encuentre en verde para que los docentes no corran ningún riesgo de contagio por el coronavirus.

Agregó que la SEP ha autorizado que en el semáforo amarillo se avance en determinadas actividades presenciales, pero Aguascalientes apenas duró una semana en ese color y regresó al naranja, por lo que debe actuarse con mucha cautela.

Por eso reiteró la necesidad de que el magisterio sea vacunado pronto para abrir la oportunidad al regreso a clases presencial, tomando todas las medidas sanitarias para asegurar una reincorporación tranquila y en perfectas condiciones de salud para la comunidad educativa.

En entrevista con El Heraldo, el dirigente seccional aclaró que si existe la voluntad y la iniciativa propia de maestros, padres de familia y estudiantes de reunirse en lo particular para asesorar en algún aspecto al niño o al adolescente se hace para despejar dudas y puedan continuar con su trabajo académico.

Indicó que la postura de volver de manera presencial con semáforo en verde es sólo para una acción generalizada gradual, pero de modo particular existe la apertura para que se diseñen las mejores estrategias para que se den esos encuentros voluntarios para atender asuntos urgentes y emergentes para determinados estudiantes y así avanzar a nivel grupal.

Para aquellos papás que piden asesorías para sus hijos que viven en la mancha urbana, dijo que los directores de las escuelas deben ser enterados para organizar un encuentro entre el estudiante y el maestro correspondiente, lo cual sucede de modo esporádico y no día a día, es decir el trabajo educativo se mantiene a distancia.

Respecto a aquellas comunidades rurales donde no existe la conectividad ni la educación a distancia ni virtual, dijo que los maestros se reúnen cada lunes y viernes con sus estudiantes para entregarles y recoger las actividades académicas de la semana correspondiente, lo cual se hace aplicando la sana distancia.