Estephany de la Cruz
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.-Debido a que el sector restaurantero fue de los más golpeados durante la pandemia del Covid-19, la industria pidió mayores apoyos e incentivos fiscales a las autoridades para reactivar a la industria.
“Ante esta realidad resulta necesario el replanteamiento de temas como incentivos fiscales, trámites regulatorios y apoyos económicos para facilitar la operación de los pequeños restaurantes”, sostuvo durante su toma de protesta, el nuevo líder de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) de Jalisco, Mario Ávalos.
Destacó también el uso de medios digitales y adecuaciones a protocolos y medidas sanitarias que garanticen la salud del personal y clientes.
También, manifestó que en su gestión trabajará tres ejes: la profesionalización del personal con una escuela gastronómica, la consolidación del sector con un cluster en corredores gastronómicos de Jalisco, así como la representación de los intereses del gremio restaurantero con las autoridades gubernamentales, cámaras e instituciones.
Germán González Bernal, presidente de la Canirac Nacional, informó que cerraron 120 mil negocios y se perdieron 400 mil empleos en el sector.
El Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, también presente en la protesta, dijo que será a mediados de junio cuando se analice el Plan Jalisco Covid-19 2021, donde la Mesa de Salud valorará hacer adecuaciones a los protocolos sanitarios para restaurantes.