Isabella González
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- A través de una carta que fue entregada por su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, el Presidente Andrés Manuel Lopez Obrador pidió a su homólogo de Italia, Sergio Matterella, que le sean prestados dos códices prehispánicos.
Se trata, según la misiva, del Codex Fiorentino, una obra de fray Bernardino de Sahagún, escrito en náhuatl, castellano y latín de 1540 a 1585, y que aborda la vida cotidiana y cosmogonía indígena.
Este códice se encuentra en la Biblioteca Medicea Laurenziana, en Florencia, Italia.
También pidió prestado por un año el Codex Cospi o Bologna, documento de la cultura mexica, escrito antes de la conquista española, y que revela sus avances en matemáticas y astronomía. Se encuentra en la Universidad de Bolonia.
“Mi petición concreta es que ambos códices sean prestados para exhibirlos en México durante un año, haciéndome responsable de su devolución con todas las garantías y seguridades de su traslado a nuestro país y su regreso a Italia”, explica López Obrador.
El Presidente italiano Sergio Mattarella recibió ayer a Gutiérrez Müller.
“Agradezco a Su Excelencia la gentileza al recibirme y el breve pero intenso recorrido histórico que ha hecho de las relaciones entre ambas naciones. En el Palacio del Quirinal, me ha comentado, hay dos jarrones que el entonces monarca, Maximiliano de Habsburgo, ofreció en regalo al rey italiano. Lo curioso es que dichos jarrones eran, a su vez, de la época colonial”, escribió en Twitter.
La presidenta del Consejo Honorario de Memoria Histórica y Cultural de México, quien realiza una gira de trabajo por Europa, informó que participó en la firma de una carta de intención entre el Gobierno de México y los Archivos Centrales del Estado de Italia sobre Acceso Digital al Patrimonio Cultural e Histórico de Italia y de México.
Gutiérrez Müller estuvo acompañada por el Embajador de México en Italia, Carlos García de Alva.