Aunque en el sexenio ha habido acuerdo con las presidencias municipales para que la seguridad pública se determine mediante el Mando Único, en esta ocasión, a un par de semanas de que haya cambio en las 11 alcaldías, sólo el primer edil electo de San José de Gracia ha dicho no estar convencido de querer trabajar así. No obstante, las pláticas con él para convencerlo de la conveniencia que así sea, continúan.

Así lo manifestó el secretario general de Gobierno, Juan Manuel Flores Femat, quien resaltó que la conveniencia de que haya Mando Único, como se ha venido trabajando, es sobre todo para los municipios con menos agentes integrantes de la corporación, y se tiene que observar que San José de Gracia, aunque tiene poca población, no es de los más seguros en el estado.

CONVENCIMIENTO. El funcionario refirió que se han tenido varias reuniones y continuarán con los alcaldes electos, y se les ha explicado las bondades que tiene trabajar con ese marco legal y de manera coordinada, y la idea es que haya una firma de acuerdo de manera voluntaria para que sea el Mando Único el que rija, en el cual también se cuenta con la colaboración de la XIV Zona Militar.

Comentó que ha sido precisamente el comandante en jefe de la Zona Militar, Jorge Pedro Nieto Sánchez, quien ha dejado de manifiesto que para mantener los buenos niveles de seguridad en Aguascalientes, se debe tener policías municipales de proximidad y que las fuerzas policiacas, sean estatales o federales, se encarguen del combate a los delitos.

FORTALECIMIENTO. Lo interesante, dijo, es que se cuenta con el apoyo pleno de los militares y de la Guardia Nacional, que cada día se ha estado fortaleciendo en su marco normativo y su participación en los estados y sus municipios.

Comentó que el general Nieto Sánchez es un experto en inteligencia en el área de seguridad y por ello es que ha sido el que ha llevado la batuta en el diálogo con los alcaldes electos, particularmente con el de San José de Gracia, Armando Rodríguez Domínguez, que ha sido el único que hasta el momento se ha mostrado renuente a firmar el acuerdo de colaboración.

El diálogo que se ha tenido hasta ahora con los próximos alcaldes parece avanzar por buen camino, y la intención es que en su momento ellos sometan este interés del Mando Único a sus cabildos, y una vez votados, decidan sumarse a la coordinación entre todos los mandos policiacos.