Aunque se han hecho esfuerzos que permitan la recuperación del sector comercio, las condiciones no han sido las propicias para lograrlo, pues el grueso de la población sigue adquiriendo los bienes y necesidades de su casa básicos, dando prioridad a los alimentos y educación, dejando en segundo término otros productos y servicios.
El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Humberto Martínez Guerra, manifestó que si bien hay negocios que han alzado de nueva cuenta las cortinas de sus locales, el resultado en ventas no es el deseado, no obstante, se entiende que la gente necesita ver los comercios abiertos para darse cuenta que siguen activos.
NO HAY CON QUÉ. Si bien han reabierto negocios, no ha sido posible recuperar los empleos perdidos durante el año pasado, aunque se espera que se hagan esfuerzos para ir incorporando a algunos empleados que fueron suspendidos en sus labores, pero no en todos los casos están en condiciones de hacer la recontratación.
Refirió que el sector comercio perdió alrededor de ocho mil empleos, como consecuencia de los efectos de la pandemia; se han pretendido varias estrategias para la reactivación del sector, y hasta ahora sólo los básicos son los que se han mantenido.
Cabe hacer mención que el sector comercio, servicios y turismo, representa el 52% del Producto Interno Bruto del estado, no obstante, también han sido de los giros más golpeados en el tiempo de pandemia, particularmente los servicios y turismo.
SIGUEN EN OSCURO TÚNEL. El comercio, hotelería, servicios y restaurantes se enfrentan todavía a un escenario adverso que nunca antes se había presentado en la historia, no obstante, se han sumado a las acciones sociales y de los gobiernos, en aras de preservar la salud de la población.
Lo que está claro, es que el sector comercio aceleró la forma de ejercer la actividad y adentrarse a la modernidad y nuevos esquemas de vender y dar atención al público, y esto les ha dejado como experiencia que no sólo debe trabajarse por la sobrevivencia, sino por atender al mercado en sus necesidades actuales, y según lo demande el público.