Oscar Adrian Galindo Luna
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-A pesar de la pandemia por Covid-19, algunas playas de México lucen abarrotadas.

Aunque el Estado de Guerrero se encuentra en semáforo naranja de riesgo epidémico, las playas de Acapulco se ven llenas desde el pasado 24 de diciembre.

Los visitantes acuden con sombrillas y camastros para colocarse en la arena sin respetar la sana distancia ni usar cubrebocas; algunas personas incluso llevan consigo tanques de oxígeno.

El Gobierno municipal afirmó que mantiene un operativo de prevención y concientización por las playas para promover y verificar que los bañistas respeten las medidas sanitarias, mientras que el Gobierno estatal mantiene filtros sanitarios en los accesos a las playas.

Para este sábado, la Secretaría de Turismo estatal reportó 39.7 por ciento de ocupación hotelera en Acapulco y 39.6 por ciento en Ixtapa- Zihuatanejo.

El puerto de Veracruz también está en naranja, sin embargo, las playas y las mesas en Villa del Mar lucieron también llenas.

En Manzanillo, Colima, desde este fin de semana comenzaron a arribar cientos de turistas, principalmente de Jalisco.

El Gobierno municipal repartió cubrebocas lavables a los comerciantes ambulantes y una pulsera que los acredita como vendedores autorizados.

En el malecón y las playas de Mazatlán, Sinaloa, también se ha registrado un aumento en la afluencia durante los últimos días.

Según el Secretario de Seguridad Pública y Tránsito municipal, Juan Ramón Alfaro Gaxiola, durante Nochebuena y Navidad la afluencia en las playas fue de 5 mil 60 personas en dos días.