A pesar de que el sistema de administración de justicia siempre ha operado con un déficit de recursos presupuestales, se ha logrado incrementar la atención de trámites, indicó el presidente del Poder Judicial del Estado, Juan Rojas García. Destacó que, aunque los juzgados se encuentran rebasados en su capacidad, se ha alcanzado un aumento en la realización de audiencias y resoluciones.
“El hecho de no contar con suficientes recursos no implica inactividad. Por ejemplo, cada juzgado debería manejar entre 500 y 600 casos por año, y recientemente un juzgado mercantil atendió cinco mil asuntos”, señaló. Argumentó que el Poder Judicial enfrenta una necesidad histórica de recursos, y en ocasiones, los proyectos y planes se ven restringidos por la falta de un presupuesto adecuado.
Aclaró que la insuficiencia de recursos no es una excusa para el incumplimiento de las obligaciones constitucionales, dentro de los límites de los esfuerzos y la capacidad del personal. El magistrado expresó su reconocimiento al personal del Poder Judicial y agradeció su compromiso, el cual incluye trabajar horas extras y realizar una serie de sacrificios, demostrando así su profesionalismo.
Rojas García mencionó que la demanda de atención ha aumentado en promedio un 6% en el último año, a pesar de que la infraestructura del Poder Judicial no ha crecido, manteniendo la misma cantidad de juzgados. Enfatizó que la carga de trabajo ha crecido notablemente en los juzgados familiares, que se ocupan de casos de divorcios, pensiones alimenticias y juicios sucesorios.