Como increíble calificó el presidente del Consejo de Abogados, Eric Monroy Sánchez, el trabajo de funcionarios estatales encargados de cuidar el buen manejo de los recursos económicos y materiales propiedad del estado y que se dediquen a señalar y denunciar mediáticamente las presuntas irregularidades en distintas instancias y organismos de Gobierno, aunque en los hechos no haya personas sancionadas como tanto se ha advertido.

El también ex presidente del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción, externó que tanto desde la Contraloría Estatal como de la Fiscalía Especializada en Anticorrupción, ya no deberían actuar como “Pedro y el lobo”, pues a estas alturas no se han visto sanciones claras, ni devolución de recurso alguno por parte de los que han sido señalados con esa falta, por lo que es conveniente que ya “se nos hable claro”.

Se debe dejar de manifiesto, dijo, que la ciudadanía está harta de tanta palabrería, pues las autoridades encargadas del ataque a la corrupción y a la impunidad, se la han pasado señalando la existencia de casos de corrupción, sin embargo sólo se advierte que se está investigando pero parece que “le apuestan al olvido”, ya que no se informa para cuándo terminan la investigación.

En cuanto a la corrupción y ejercicio indebido de recursos públicos, Monroy Sánchez subrayó que “son temas sobre los que no se debe apostar al olvido o bien, se emitan sanciones reales a los involucrados.

De ahí que “si no pueden con este combate, que den un paso de costado y dejen que lleguen a esos cargos públicos, profesionales comprometidos con el tema, que no sean partidistas o prefieran abrir espacios laborales para compadres y familiares; en tanto que los legisladores que así lo consideren, que renuncien.

Apenas hace unos días el contralor general del Estado resaltó que “es bien sabido que existen casos de corrupción en el ISEA, Instituto de Educación e ISSSPE”, por eso es que cíclicamente se han hecho cambios en la Contraloría, tanto la estatal como las municipales, pero a nivel sociedad urgen soluciones y castigos reales.