Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La decisión de la SEP de alargar el actual calendario escolar en educación básica dejó a maestros y alumnos cinco semanas más en las aulas después de cerrar calificaciones y agotar el plan de estudios, por lo que ahora sólo realizan repasos y todavía les falta un mes de clases.
Docentes de escuelas públicas coincidieron en señalar que desde el 17 de junio que entregaron calificaciones, estas semanas están transcurriendo entre el ocio y el cansancio de los alumnos.
Con el argumento de recuperar aprendizajes tras dos ciclos irregulares por la pandemia, la SEP amplió de 190 a 200 días el calendario escolar e incluyó cuatro viernes adicionales sin clases para realizar descargas administrativas.
Pero docentes como Rosa González, maestra de una primaria de Tlalnepantla, advirtieron que esto que ahora ocurre en el País demuestra que más días de clases no garantizan mejores aprendizajes.
«Somos el país que tiene más clases y el peor preparado. Con más clases no van a saber más los alumnos, son los programas educativos los que dan pena», externó González.
Otra docente de la Primaria «Bernal Díaz del Castillo», en la CDMX, explicó que ahora sólo pueden hacer repasos porque ya agotaron el plan de estudios y el Sistema Educativo Nacional no permite lecciones fuera del marco curricular.
«¿Dejar tarea? Ya no contará para calificaciones, las boletas ya fueron elaboradas. Además son temas que ya vieron y nos dicen: ‘¿oootra vez maestra?», relató.
«Ha sido un ciclo escolar largo, muy largo y pesado», contó.
Denisse Maya, profesora en Guanajuato, advirtió que, además, no hay compensación económica por los días extra.
En esas circunstancias y ante el incremento de casos Covid, en algunos estados ya se decidió terminar antes este ciclo escolar. Chihuahua y Coahuila, por ejemplo, terminarán el 7 y no el 28 de julio.
Ayer, la titular de la SEP, Delfina Gómez, exhortó a los secretarios estatales de Educación a no anticipar el fin del ciclo y garantizar a los menores el acceso a los servicios educativos.