sapiensDavid Reynoso Rivera Río
Nuestro Aguascalientes se encuentra próximo a conmemorar el centenario de la Soberana Convención Revolucionaria, la cual se llevó a cabo durante los meses de octubre y noviembre en los albores del año 1914. La importancia de dicha reunión convocada por parte de los diferentes caudillos comenzó a tomar parte como una simple asamblea para posteriormente transformarse en Soberana Convención. Sin ningún otro preámbulo, no hace falta mencionar que es y será por siempre un motivo de orgullo para todos los aguascalentenses y en general, para los mexicanos. Si bien el motivo de estas líneas no es hacer una semblanza acerca de dicho acontecimiento, no me gustaría dejar pasar la oportunidad de recomendar a todos mis queridos lectores, la serie de textos que ha venido publicando esta casa editorial desde el domingo pasado, bajo la brillante pluma del jurista Jesús Antonio de la Torre Rangel.
Durante mis reflexiones nocturnas acerca de los comentarios que semanalmente hago llegar por este medio, decidí aprovechar el advenimiento de las fechas y la importancia que reviste a la Soberana Convención, para hacerles llegar un par de reflexiones que me parecen bastante interesantes. Bajo un ejercicio didáctico pude llegar a la conclusión de que realizar un símil entre la Soberana Convención y el reciente Pacto por México podría considerarse como aventurado, mas no como algo descabellado, dado que precisamente ambos ejercicios políticos sirvieron para dar un gran cauce legal al país en un momento donde diversas corrientes políticas aún no encontraban un punto de convergencia.
Hoy, debemos sentirnos orgullosos de que nuestro histórico Teatro Morelos, fue el recinto donde a través de un maravilloso gesto del General Obregón, mediante el cual se signó una bandera mexicana, se consolidó el parteaguas para un trabajo en conjunto por el bienestar del país. Si bien eran tiempos complicados en los cuales cualquier fusil podía salir disparado inmediatamente y sin razón alguna, a través del diálogo y la participación de importantes líderes mexicanos, se llegó a un interesantísimo encuentro de inclusión de fuerzas que decidieron sacrificar en ocasiones, intereses individuales por el hecho de hacer que el país llegara a ser lo que es hoy y contara con las herramientas suficientes para ser un verdadero Estado de Derecho.
Aguascalientes se ha distinguido desde ese entonces por tener un clima envidiable de paz y tranquilidad, razón por la cual la Soberana Convención se realizó en nuestra entidad; sin embargo, a 100 años de dicho acontecimiento, hoy no solo somos un Estado seguro, sino que además contamos con toda una nueva estructura que ha permitido la apertura e ingreso de grandes inversionistas. Todo este conjunto de acciones ha sido reconocido tanto a nivel nacional como internacional y prueba de ello es que el día de mañana estaremos presenciando la visita del Señor Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y los gobernadores de diversos estados, a efecto de celebrar una sesión más de la histórica Conferencia Nacional de Gobernadores y conmemorar bajo un clima de federalismo, el centenario de la grandiosa convención que, sin lugar a dudas, influyó en la creación de nuestra Constitución.
Seguro estoy que mientras nuestra premisa fundamental como ciudadanos, sea realizar un gran trabajo, nuestra hermosa tierra es y será por mucho tiempo más, un referente político de nuestro país.
Una vez compartidos con ustedes mis comentarios, no quisiera dejar pasar la oportunidad de felicitar a todo el equipo de El Heraldo de Aguascalientes, por su 60 aniversario. Agradezco enormemente la oportunidad que me brindan semana con semana, especialmente al Lic. Asunción Gutiérrez, quien atinadamente ha consolidado un gran equipo de columnistas mezclando la juventud con la experiencia, logrando así innovar y presentar diferentes estilos para aportar a la sociedad información verídica y en el momento oportuno. ¡Enhorabuena y que los éxitos continúen!

Correo: davidreynoso40@hotmail.com
Twitter: @davidrrr