Las condiciones hostiles que impone la inflación, como principal factor, provoca que los constructores de obra estén entre la espada y la pared, al resentir un aumento constante en el precio de los materiales por lo que cálculos no concuerdan, lo que obliga a solicitar una ampliación al presupuesto o reducir el margen de ganancia.

El ingeniero José Ángel Palacios Salas, presidente de la delegación Aguascalientes de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), señaló que se pasa por una etapa sumamente difícil debido a que no se puede frenar los ajustes de los precios de los insumos que utilizan para atender los programas de obra pública y privada.

Es un situación sumamente complicada, apuntó, “porque no paran los incrementos hacia los insumos de mayor utilización, eso hace obviamente más caro la construcción”, y por si no fuera suficiente en las esferas oficiales se dice que la inflación es de 7.70%, pero en realidad el promedio es de 17.6%.

Explicó que el Centro Nacional de Ingenierías de Costos dio a conocer que las principales variantes en el precio de materiales y su impacto en el costo de las obras, observándose que para el mes de mayo hubo un incremento extraordinario en el asfalto y mezclas asfálticas del 6.8%, además en el mismo curso los costos de los impermeabilizantes se incrementaron en 5.8% y de la varilla corrugada en 5.5%.

De igual manera, entre el 5% y 3.1% aumentaron su precio los motores eléctricos, el alambrón, calentadores para agua y pinturas y que se agrega lo que se registró entre diciembre y mayo pasado, principalmente el diesel, el asfalto y el alambrón, con el 28.1%, 18.65% y 14.5%, correspondientemente.

Por naturaleza los costos finales de las obras aumentaron, de manera particular en la construcción de carreteras, puentes y similares, con el 14.6%; en edificaciones de inmuebles comerciales 10.8% y en la construcción de naves y plantas industriales 10.65%.

El líder de la CMIC en la entidad reiteró que la inflación en los materiales para construcción no da pausa, por lo que no pasa un mes que vengan nuevos incrementos. Basta recordar lo que mencionó a principios de este año el presidente nacional de la CMIC, Francisco Solares Alemán, que castillos armados aumentaron 43%; alambre y alambrón, 35, y varilla 31%, de acuerdo con cifras del INEGI, lo que ha sido el repunte más alto en los últimos 14 años y que se atribuyó al aumento a los precios internacionales del acero, aluminio, cobre, plásticos y madera, entre otros materiales.

Solares Alemán consideró que le va a pegar al precio de las casas nuevas y que además rindan menos los presupuestos para obra pública y privada, de manera particular estableció que los derivados de acero fueron los que más provocaron perjuicios en toda la canasta de materiales al presentar los mayores aumentos, en el caso de láminas el aumento fue de hasta 58%, lo mismo que el triplay, con 36%, la madera para estructuras, con un 31; los tubos de plásticos, con 34; el cable eléctrico, con 30; las pinturas con 20; los vidrios con 17; y el cemento con 7%

Costos que si en el primer semestre de 2022 eran fuera de lugar, a estas alturas se han ido a las nubes, por lo que las expectativas no son buenas y a lo que tienen que lidiar los constructores, en tanto continúan los vaivenes económicos a nivel mundial que arrastra a una de las industrias que mayor empleo ofrece.

DESASOSIEGO

Pasan los sexenios sin que se logre mejorar las condiciones del suelo, el reducirse todo en promesas y compromisos de papel como parte de la labia que utilizan los políticos para encandilar a los ciudadanos, quienes en cada elección creen en sus palabras pero tardíamente se dan cuenta que fueron utilizados.

Por enésima ocasión levanta la voz Humberto Tenorio Izazaga, presidente de Conciencia Ecológica de Aguascalientes, el reiterar la urgencia de atender el problema que generan la desertificación, en lo cual esta entidad ocupa el cuarto lugar a nivel nacional, lo que inquieta porque se pierde uno de los elementos más importantes para la vida, en función que de ahí provienen los alimentos, por lo que si continúa la degradación llegará el momento que ya no produzca más.

Con motivo de la conmemoración del Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, que tuvo lugar el pasado 17 de junio, el ambientalista sostuvo que al estar Aguascalientes en el semidesierto paralelo a la misma latitud del Desierto del Sahara, es importante concientizar a la población y autoridades que contribuyan a evitar la expansión de la pérdida del suelo fértil en el estado.

Es fundamental tener presente, precisó, que la degradación del suelo se presenta, entre otras razones, por cultivar las tierras durante varios años con la misma especie, lo que lleva al agotamiento del suelo. En varias partes hay en el campo plantaciones de árboles que sirven de contención, pero se ha dejado de lado esta práctica, lo que provoca que el viento y el agua arrastren el suelo.

También ha incidido en la desertificación la instalación de granjas solares, debido a que en su instalación se limpia el suelo, con lo que se eliminan matorrales, pastos y arbustos y en su lugar se construyen las armazones donde van los paneles, quedando totalmente despejada la tierra.

En estas condiciones no extraña que Aguascalientes ocupe el cuarto lugar nacional en el proceso de desertificación, lo cual no es para presumir sino tiene que ser motivo de preocupación, porque es el suelo que proporciona los alimentos y ayuda a atraer la luz, el aire y el agua, “que son los cuatro elementos para que se dé la vida, entonces si perdemos el suelo nos convertiremos en migrantes ambientales. Es una lamentable herencia que estamos dejando para nuestros hijos y nietos, la desertificación del territorio”.

Entre las recomendaciones que mencionó Tenorio Izazaga está la realización de actividades de conservación, como barreras de árboles en las zonas de cultivo para que el aire no arrastre la tierra, disminuir el uso de agua rodada y aplicar prácticas de mejor riego ante la escasez del vital elemento; y sobre todo evitar el derrame de contaminantes, principalmente de las fábricas, lo mismo que fomentar el reuso del agua.

Cuestionó que si del suelo comemos “entonces a dónde vamos si seguimos así”, reiterando que “ya tenemos problemas de sequía, de falta de agua y ahora perdemos algo tan importante como el suelo, a dónde vamos a parar”.

Lo que le faltó mencionar al líder de Conciencia Ecológica es la destrucción de gran cantidad de árboles en plena zona urbana de la ciudad capital, para construir centros comerciales y zonas de esparcimiento y que no cesan los incendios en el parque La Pona donde se tiene proyectado crear edificaciones que vendría a acabar con la poca floresta que existe. La promesa de que por cada especie que se derribe se plantarán diez o más no pasa de ser una falsedad, ya que hasta la fecha no hay un lugar donde se pueda apreciar que sí se llevó a cabo la reforestación.

ASALTAN UN CONVENTO

Aguascalientes no está a salvo de las agresiones que llevan a cabo ladrones en contra de espacios para la oración y el recogimiento. En Correo Diocesano, publicación semanal de la Diócesis local, se dio a conocer ayer que religiosas de la Visitación de Santa María en Aguascalientes fueron víctimas de los amantes de lo ajeno. En la reseña menciona que las religiosas de vida contemplativa tienen su monasterio en la salida a Calvillo y en dos ocasiones les han robado cableado de la luz. Hace unos días un grupo de individuos a bordo de una camioneta se introdujeron hasta el patio que da a la avenida y abrieron el registro de electricidad que está a superficie de suelo llevándose ceca de 30 metros de cable del número 0, dejándolas sin alumbrado a una parte del convento y dañando parte de las instalaciones eléctricas, pero una semana después regresaron a robarse más material, sin embargo en esta ocasión los daños a las instalaciones fueron más mayores, por lo que se pide más presencia policiaca. La compostura cuesta alrededor de 20 mil pesos. Además de los daños causados en el monasterio, el problema de la delincuencia lo resienten familias que habitan en las colonias cercanas, como Colinas del Río, San Cayetano y Residencial del Valle, entre otras.