Por: José Carlos Romo Romo

Estimado lector, el pasado martes fue ratificado, por el Senado de la República, el nombramiento hecho por el Presidente Enrique Peña Nieto en favor de la Licenciada Arely Gómez González como nueva Procuradora General de la República, ante la salida del Licenciado Jesús Murillo Karam. Con ello, esta institución pública busca reconfigurarse, a lo interno y a lo externo, después del enorme desgaste que le propinó la investigación de los hechos relacionados con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero, acontecidos la madrugada del pasado 26 de septiembre.

Sin duda, las instituciones de procuración de justicia de nuestro país navegan en un mar de incertidumbre y descrédito. Incertidumbre, ante la inminente transición de las Procuradurías, en su calidad de entes centralizados, para dar paso a las Fiscalías Generales, con una naturaleza jurídica de organismos públicos autónomos, en virtud de la reforma política aprobada por el Constituyente Permanente en febrero del año pasado. Descrédito, ante la desconfianza ciudadana generalizada que pesa sobre las mismas, ante su evidente ineficacia para atender ciertos temas y su arraigada costumbre de violar los derechos humanos de víctimas y victimarios.

Es, pues, este tema una preocupación importante para el mexicano. En consecuencia, comparto con Usted las propuestas de los diez partidos políticos nacionales en esta materia, siguiendo al pie de la letra sus plataformas electorales 2015:

Partido Acción Nacional.- Reformar el artículo 21 de la Constitución Federal para establecer que el Estado mexicano reconozca la jurisdicción de la Corte Penal Internacional en términos de lo dispuesto en el Estatuto de Roma, así como establecer las bases constitucionales y legales para la creación de una Ley General de Procuración de Justicia, que logre implantar un sistema universal de recepción de denuncias, independientemente del fuero y especialidad, para fortalecer la cultura de la denuncia.

Partido Revolucionario Institucional.- Aplicar una estrategia integral que cuide todo el proceso, desde la prevención del delito, el procedimiento penal, la investigación, la persecución del delito, la impartición de justicia, incluyendo la atención a las víctimas y la ejecución de sanciones, así como asegurar que la actuación del Ministerio Público, sea ajena a todo tipo de criterios que no sean de orden técnico jurídico.

Partido de la Revolución Democrática.- Otorgar al Poder Legislativo Federal facultades para nombrar al Procurador General de Justicia, para que éste le rinda cuentas a la ciudadanía y no esté subordinado al Presidente de la República, así como la creación de una “Comisión para la Verdad y la Justicia”, que dilucide y propicie la reparación del daño a todas aquellas personas víctimas de desaparición forzada y de ejecuciones extrajudiciales.

Partido del Trabajo.- Proponer que el Procurador General de la República sea designado por la Cámara de Diputados, ello para garantizar la total independencia respecto del Presidente de la República, de quien tiene la responsabilidad de perseguir los delitos del fuero federal, así como promover un cambio de paradigma en la cultura de la legalidad para que la gente tenga confianza en denunciar al saber que se aplicará la justicia.

Partido Verde Ecologista de México.- Fortalecer la imagen y estructura de las instituciones responsables de la procuración de justicia en el país, las cuales han presentado un rezago operativo que ha sido superado por los que delinquen y, consecuentemente, carecen de legitimidad, así como realizar una revisión exhaustiva de las políticas encaminadas a responder a esta crisis y un mapeo de los actores responsables de manejar el aparato estatal de seguridad pública y justicia penal.

Partido Movimiento Ciudadano.- Impulsar un sistema de procuración de justicia a favor de las víctimas, garantizando la protección de su integridad y dignidad, así como combatir la impunidad, las malas prácticas y la corrupción en dicho sistema, implementando medidas de eficiencia, transparencia y rendición de cuentas para sus funcionarios.

Partido Nueva Alianza.- Fomentar la atención a víctimas y familiares, brindando apoyo psicológico y de formación preventiva con el objetivo de restablecer, en lo posible, la normalidad en sus vidas y neutralizar vulnerabilidades, así como defender el interés de las víctimas, con equidad entre las partes y con sistemas alternativos de justicia, de modo que ciertos delitos puedan resolverse mediante acuerdos entre las partes, cuando esto no implique riesgos para la sociedad.

Partido Morena.- Luchar contra la impunidad, que comienza con la corrupción de los órganos encargados de procurar e impartir justicia y continúa con prácticas ilegales y abusos en oficinas públicas, así como promover un nuevo concepto de orden, basado en la justicia, la dignidad, el respeto a los derechos humanos, la soberanía y la paz.

Partido Humanista.- Impulsar un sistema de procuración e impartición de justicia que responda a cabalidad con los preceptos constitucionales en la materia: Respeto a los principios de presunción de inocencia y legítima defensa, acceso expedito y equitativo a la justicia, así como la garantía plena del principio pro persona.

Partido Encuentro Social.- Fortalecer la investigación de delitos, para asegurar que ningún ilícito quede impune y que efectivamente los procesados sean quienes realmente cometieron dichos actos, así como profesionalizar las Procuradurías Federal y Estatales, asegurando que tengan los más altos estándares técnicos y tecnológicos de investigación.

Como es costumbre, agradezco el favor de su lectura y atención. Lo espero, una vez más, el próximo sábado.

Correo electrónico: carlosromo38@hotmail.com

Twitter: @josecarlos_romo