En el marco de la jornada electoral del 2 de junio, el Obispo Juan Espinoza Jiménez dirigió un mensaje a los futuros ganadores de los diversos cargos de elección popular, exhortándolos a ejercer su poder como un servicio a la nación y no en beneficio propio.
Durante su oración, el Prelado pidió a los candidatos que serán electos que actúen con amor hacia la patria y cumplan con su encomienda de manera responsable. «Que quien gane ejerza su poder como servicio, no para su beneficio», expresó, y subrayó la necesidad de que los nuevos funcionarios enfoquen sus esfuerzos en el bienestar común.
El Pastor de la Diócesis instó a quienes resulten derrotados en las elecciones a reconocer los resultados con paz y a poner sus dones y talentos al servicio del país. «Que quienes resulten derrotados sepan reconocerlo con paz y pongan a disposición de la nación los dones y talentos que les das, Señor», añadió.
Este llamado a la responsabilidad y al servicio público resonó en medio de una fervorosa oración, en la que el Obispo consagró a México al Sagrado Corazón de Jesús y pidió la intercesión de Santa María de Guadalupe. «México está en tus manos, a tu sagrado corazón lo consagramos por intercesión de Santa María de Guadalupe, madre de los mexicanos», proclamó.
El Obispo Espinoza Jiménez enfatizó la importancia de un liderazgo basado en el servicio y la responsabilidad, recordando a todos los involucrados en el proceso electoral su deber de trabajar por el bienestar de la nación.
Durante la misa dominical, el Prelado hizo un llamado a ejercer con responsabilidad cristiana el derecho y deber de votar, instando a los fieles a hacerlo con plena libertad. En su mensaje, el Obispo destacó la importancia de que los involucrados en el proceso electoral actúen con amor hacia la patria y cumplan con su encomienda de manera desinteresada.
Finalmente, el Prelado consagró a México al Sagrado Corazón de Jesús por la intercesión de Santa María de Guadalupe, pidiendo a los asistentes que se mantengan en oración para que el proceso electoral se desarrolle en paz y México pueda seguir avanzando. Invitó a los presentes a cumplir con la obligación de votar y a no ser irresponsables, a pesar de las largas filas en los centros de votación. «Ojalá que hagamos el esfuerzo y sigamos manteniéndonos en oración», agregó.