Una vez que algunas organizaciones civiles han acudido a la autoridad electoral del estado para solicitar un proceso de plebiscito en torno a dar continuidad o no a la concesión del servicio de agua en manos de la empresa Veolia y que vuelva a manos del Municipio de Aguascalientes, los documentos y firmas presentadas ante el Instituto Estatal Electoral serán revisadas para dar cauce.
Esto lo dio a conocer el presidente del Instituto Estatal Electoral de Aguascalientes, Luis Fernando Landeros Ortiz, quien comentó que es apenas el inicio del camino que debe seguirse para que sea aprobado o no el plebiscito.
Cabe mencionar que hace un par de días, los representantes del Grupo de Ciudadanos Unidos por el Agua, presentaron 9 mil firmas para dar impulso al plebiscito, no obstante, se debe tomar en consideración que el primer paso será la revisión de las rúbricas y garantizar que sean auténticas, para lo cual se pide la intervención del INE para cotejarlas.
Además, se deberá garantizar que los solicitantes sean gente sólo del municipio de Aguascalientes, toda vez que la empresa concesionaria sólo brinda el servicio en la entidad, y que tengan vigentes sus derechos ciudadanos a través de su credencial de elector debidamente registrada en el padrón.
Después de esto, se debe revisar si la realización del plebiscito para que Veolia sea retirada garantiza legalidad, dado que hay materias de excepción para este tipo de referéndum como la de seguridad o formas de Gobierno, y sólo así se podría emitir la convocatoria; llegado el momento se pediría la opinión del Municipio y autoridades sanitarias para ver si es posible organizar una votación de este tipo en medio de la pandemia, de ahí que también es un tema sanitario el que está pendiente.
De ser avalado, entonces se organizaría la votación en la que deben participar al menos 250 mil ciudadanos para que tenga validez cualquier decisión en torno a la permanencia o no de la concesión a cargo de la empresa que actualmente la tiene.