El COVID Largo es una condición en donde los pacientes pueden seguir experimentando principalmente malestar general, fatiga, seguido de malestar respiratorio, entre otros síntomas, lo cual no son más que las secuelas que deja dicha enfermedad tras haberla padecido y que puede durar semanas o hasta meses, estableció el ex presidente del Colegio de Medicina Interna de Aguascalientes y médico infectólogo, Francisco Márquez Díaz.

Detalló que el COVID Largo puede presentarse de diversas formas, en donde los pacientes que tuvieron la enfermedad, sienten una falta de aire aunque no tienen desoxigenación, pueden tener pérdida de peso, dolor torácico, ojos secos, boca seca, molestias abdominales y articulares, pero no tienen fiebre. “Se caracteriza principalmente por malestar general y fatiga, puede haber diarrea, dolor abdominal e incluso inflamación articular, pero la fiebre no entra en los datos del COVID Prolongado”.

Sobre qué tan prolongado puede ser, comentó que de acuerdo a los últimos reportes médicos de distintas publicaciones, el Long COVID, como se dice en inglés, puede durar algunas semanas o hasta varios meses. “De manera local tenemos pocos casos, quizá el más prolongado que nosotros hemos tenido aquí en Aguascalientes es de hasta 3 meses y medio con síntomas digestivos donde incluso se evidenciaron úlceras en el intestino”.

Indicó que también se ha reportado que en algunos pacientes puede quedar un proceso inflamatorio crónico y por eso tales manifestaciones. “Si algo caracteriza al COVID-19 en su génesis o la fabricación de la enfermedad en el organismo, es el generar inflamación y ésta puede quedarse de manera permanente o durante varias semanas”.

Por lo anterior, el especialista hizo un nuevo llamado a la población a seguirse cuidando para evitar contraer dicha enfermedad, mediante el uso correcto del cubrebocas bien colocado desde el borde de la nariz hasta el mentón, no tocarlo por el frente y si es necesario movilizarlo que sea por las ligas; mantener las manos limpias; no tocarse los ojos ni las partes húmedas de la boca; mantener la sana distancia y no hacer ni acudir a reuniones sociales y multitudinarias.